Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'conseller' de Empresa y Trabajo, Roger Torrent (i), y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (d), con el móvil en la mano / EUROPA PRESS

Aragonès y otros 60 independentistas, víctimas de Pegasus, el programa que espía a través del móvil

Una investigación revela que numerosos dirigentes entregaron datos privados a un tercero sin su conocimiento ni consentimiento

3 min

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, es uno de los más de 60 dirigentes independentistas víctimas del programa Pegasus, el sistema de ciberespionaje a través del móvil que solo se vende a Gobiernos. Así lo revela The New Yorker tras una investigación periodística.

Los hechos desvelados, en todo caso, se remontan al 2020, antes de que Aragonès fuera presidente, pero su nombre se suma a los del actual consejero de Empresa y Trabajo, Roger Torrent (entonces presidente del Parlament), y del líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, conocidos hace dos años.

Partidos y entidades

El País añade que, entre los más de 60 espiados, también se encuentran miembros de ERC, JxCat y la CUP, así como integrantes de las entidades independentistas Òmnium CulturalANC; el abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva en el juicio del procés, Andreu Van den Eynde, y el ahora secretario general de Empresa y Trabajo, Oriol Sagrera, entonces estrecho colaborador del letrado.

El 22 de octubre de 2020, el titular del Juzgado de Instrucción 32 de Barcelona abrió diligencias para investigar el presunto espionaje a Torrent y Maragall, avalando así el criterio de la fiscalía, que sin embargo se opone a investigar de momento al exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán, contra el que se querellaron los afectados.

Videollamadas de Whatsapp

Cuando salió a la luz pública el espionaje a Torrent y Maragall, el Ministerio del Interior, la Policía Nacional y la Guardia Civil negaron ser clientes de la firma israelí NSO Group, proveedora de Pegasus; el CNI, por su parte, señaló que siempre actúa "con pleno sometimiento al ordenamiento jurídico y con absoluto respeto a la legalidad vigente".

Según publicaciones anteriores, el programa Pegasus aprovecha vulnerabilidades del teléfono, en este caso un fallo de seguridad en las videollamadas de Whatsapp, para penetrar en el dispositivo. Aun así, para activarlo, el usuario suele acceder a un enlace, que ejecuta un código malicioso y deja al descubierto todo tipo de datos privados de la víctima sin su conocimiento.