Menú Buscar
Guardias civiles ante un grupo de manifestantes, durante el registro del semanario El Vallenc / EFE

1.000 antidisturbios de la Guardia Civil, camino de Barcelona

Madrid, León, Zaragoza y Sevilla, entre otras comandancias del instituto armado, están trasladando a Cataluña efectivos de refuerzo

21.09.2017 00:00 h.
2 min

Agentes del GRS (Grupos de Reserva y Seguridad), los antidisturbios de la Guardia Civil de León, Madrid, Zaragoza y Sevilla, se han trasladado a Barcelona para ofrecer refuerzo y apoyo a las unidades de policía judicial y de información que están investigando el grueso de las ramificaciones de la organización del referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional.

Se trata de más de 700 agentes a los que se ha de añadir la inminente llegada a Cataluña de agentes de la USECI, la unidad de seguridad ciudadana de comandancias como la de Sevilla, que van camino de Barcelona.

La Dirección General de la Guardia Civil ha fletado dos barcos anclados en el litoral de Barcelona para alojar a una parte de estos refuerzos. Se da la circunstancia de que un número indeterminado de los GRS que ya han llegado a la capital catalana tuvieron que dormir, al menos la primera noche, en colchonetas situadas en el polideportivo de la comandancia de Sant Andreu de la Barca hasta que se les consiguió alojamiento.

Información y judicial

El grueso de la investigación policial recae sobre las espaldas de los agentes de la unidades de información que reciben el apoyo de la unidad orgánica de policía judicial, unos agentes que mantienen hilo directo con el juez del caso y con la Fiscalía.

Los mandos de la Guardia Civil que diseñaron, bajo la dirección del juez, la macroperación contra los altos cargos del Govern​, informaron, con tan sólo cinco minutos de antelación, a las decenas de los agentes que participaron en el dispositivo. La mayoría fueron convocados a las seis de la mañana, pero no sabían para qué.