Palco

José Manuel Franco, presidente del CSD, junto al ministro Miquel Iceta para negociar la Ley del Deporte / EFE

José Manuel Franco, presidente del CSD, junto al ministro Miquel Iceta para negociar la Ley del Deporte / EFE

Las líneas rojas que el CSD puso a la Liga ante la amenaza de huelga

La continuidad de la competición se mantiene en pie tras llegarse a un acuerdo entre todas las partes

Ángel Álvarez

26.10.2022 19:18h Actualizado: 27.10.2022 01:42 h.

2 min

La calma finalmente se ha posado sobre la Liga. La patronal del fútbol español logró salirse con la suya, después que dos de las tres enmiendas de la Ley del Deporte sigan en pie. A pesar de las dudas existentes, y la posibilidad de una amenaza de huelga, todas las partes han llegado a un acuerdo que pone fin a ese crítico escenario. Aunque el Consejo Superior de Deportes (CSD) puso sobre la mesa de las negociaciones las líneas rojas que no podían traspasarse.

José Benayas (director de comunicación del CSD), en declaraciones para Culemanía, reconoció el esfuerzo de cada una de las partes para llegar a punto en común. “El esfuerzo del gobierno y conciliar el pacto con llegar a un acuerdo, supone una gran satisfacción para nosotros, con lo cual estamos muy satisfechos, ha sido un pacto de equipo en el que también ha participado el ministro Miquel Iceta”, aseguró.

Javier Tebas, presidente de la Liga, antes de reunirse con Miquel Iceta / EFE

Javier Tebas, presidente de la Liga, antes de reunirse con Miquel Iceta / EFE

De igual forma, explicó en detalle los límites que estableció el CSD a la Liga de Tebas ante la amenaza de una huelga que paralizara todos los encuentros de la Primera y Segunda División. “Lograr una estabilidad duradera en el futbol español es difícil, porque es un ámbito en que la viciosidad es inmensa. Hay líneas y límites que no estábamos dispuestas a cruzar. Las partes supieron cuáles eran esas líneas rojas. Si finalmente hemos alcanzado el acuerdo con los clubes y el gobierno es porque se han respetado estas fronteras. Habló naturalmente del ámbito de la Superliga y del veto que existía antes para los clubes que pudiesen participar, algo que se ha modificado”, señaló.

El veto a la Superliga, fuera

La única de las enmiendas que sí estará fuera de la Ley del Deportes, anunciadas por PSOE y PP, es el veto a la Superliga Europea. Se trata de un paso importante para el proyecto de torneo de clubes que busca ser la alternativa a la UEFA Champions League. El argumento esgrimido es que la Superliga está en vías de ser judicializada. Un tribunal europeo determinará si este nuevo torneo puede salir adelante o debe ser declarado ilegal. El próximo 15 de diciembre, el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea publicará su opinión no vinculante, mientras que la sentencia de la corte comunitaria se emitirá a principios de 2023.

Agnelli, Laporta y Florentino, fundadores de la Superliga Europea, en un fotomontaje / Culemania

Agnelli, Laporta y Florentino, fundadores de la Superliga Europea, en un fotomontaje / Culemania

Cabe recordar que las otras dos enmiendas, que lograron mantenerse tras el acuerdo, fueron mantener la seguridad jurídica sobre la comercialización de los derechos audiovisuales --fundamental para la Liga-- y evitar que la Federación pueda llevar a cabo modificaciones en estatutos y reglamentos sin un acuerdo previo con la patronal de los clubes.

 
Hoy destacamos