Palco

Joan Laporta recibe la ayuda de Jaume Roures para conseguir el aval / CULEMANIA

Joan Laporta recibe la ayuda de Jaume Roures para conseguir el aval / CULEMANIA

Laporta se alía con Roures para acabar con la Barça TV actual

Los trabajadores de la televisión del club han convocado una huelga para el 31 de diciembre

Lluís Regàs @LluisRegas

07.12.2022 00:36h Actualizado: 07.12.2022 17:01 h.

2 min

Joan Laporta anunció en la última asamblea de socios compromisarios que el Barça debía gestionar los contenidos de Barça TV, molesto con el actual modelo que activó el expresidente, Josep Maria Bartomeu. TSC Barcelona Producciones (Telefónica) es, actualmente, la compañía que tiene los derechos y la gestión del canal oficial del club, después de que el anterior mandatario rompiera la vinculación entre la entidad y Mediapro, la compañía de Jaume Roures. Y en plena crisis, Laporta no quiere asumir las reivindicaciones de los trabajadores de Barça TV.

Los trabajadores la televisión del club denuncian el incumplimiento de sus contratos por parte de Telefónica. Están molestos con sus condiciones laborales y los medios técnicos de los que disponen. También critican que hacen horas extras que no son retribuidas y han decidido hacer huelga el 31 de diciembre. Ese día, el equipo de Xavi Hernández se enfrenta al Espanyol en la Liga.

Las quejas de los trabajadores

Las quejas de los trabajadores de Barça TV se recogen en un documento de ocho puntos.

  1. El menosprecio de Telefónica hacia nosotros.
  2. De los sueldos indignos que percibe actualmente la plantilla, congelados desde hace siete años.
  3. De la diferencia salarial entre compañeros por el mismo trabajo.
  4. De tener trabajadores a jornada completa que no llegan a final de mes.
  5. De turnos de trabajo inacabables.
  6. De ser “hombre orquesta” haciendo trabajos que no nos corresponden. Es una evicencia que falta personal.
  7. De no poder conciliar con la vida personal y familiar.
  8. De tener material técnico envejecido y precario.

Los bajos salarios han provocado que gente muy cualificada, a pesar de querer su trabajo, hayan tenido que buscar otros para poder llegar a fin de mes o, incluso, han acabado marchando”, manifestó a Culemanía Ernest Méndez, miembro del comité de empresa de Barça TV. “Barça TV sufre un abandono lamentable”, añade otra fuente.

Joan Laporta, durante una entrevista realizada por Barça Studios / FCB

Joan Laporta, durante una entrevista realizada por Barça Studios / FCB

Ruptura inviable

Laporta, persona afín a Roures, desearía un nuevo convenio con Mediapro. Sin embargo, y como explica El Triangle, el presidente azulgrana no ve viable una ruptura con Telefónica y apuesta por desarrollar otras vías de Barça TV. Con la complicidad de Roures.

El también expresidente Sandro Rosell no renovó el anterior acuerdo con Mediapro, alegando el alto coste que pagaba el club a la compañía de Roures, que se encargaba de toda la producción de Barça TV. El coste, según el citado medio, era muy elevado para el club, superior incluso al presupuesto que se destinaba a la Masia.

Actualmente, Telefónica gestiona los gastos de producción y de emisión de Barça TV. Y también asume la masa salarial de la emisora.

Apuesta por Barça Studios

Laporta, mientras, quiere potenciar los nuevos contenidos que gestiona Barça Studios. Ya sean documentales o series que pueden ser vendidos a las principales plataformas de streaming.

Imagen de archivo del Barça Studios | FCB

Imagen de archivo del Barça Studios | FCB

El Barça, por ejemplo, anunció el estreno de una docuserie llamada FC Barcelona, a new era, que se estrenará a nivel mundial el próximo 28 de diciembre en Amazon Prime Video. Producida por Barça Studios, la serie documental recoge los dos últimos años del club vistos desde la perspectiva del primer equipo.

Cuatro despidos

La crisis de Barça TV estalla semanas después de que el Barça despidiera a cuatro trabajadores del departamento de comunicación: Toni Ruiz, Ketty Calatayud, José Manuel Lázaro y David Saura.

Fuentes próximas a Laporta aseguraron que los despidos se debían a la búsqueda de nuevos liderazgos en el departamento de comunicación. El más sonado fue el de Toni Ruiz, jefe de medios corporativos del club, que fichó por el Barça e 1996 para sustituir a Francesc Bracero.

 
Hoy destacamos