Palco

Joan Laporta, junto al equipo de eSports de League of Legends del Barça / FCB

Joan Laporta, junto al equipo de eSports de League of Legends del Barça / FCB

El Barça naufraga en su apuesta por los eSports

La sección de videojuegos del club todavía no alcanza la rentabilidad deseada

Ángel Álvarez

26.11.2022 00:41h

2 min

El FC Barcelona ha buscado diversificar sus ingresos en el último par de años, debido a la delicada situación financiera. Uno de los planes que emprendieron fue darle mayor peso a la sección de los eSports, que es un sector que ha incrementado su influencia en el ámbito económico ante la inmensa cantidad de aficionados que aglomeran sus diferentes torneos. Sin embargo, la directiva de Joan Laporta todavía no ha encontrado la fórmula para dar forma a dicha disciplina de la entidad.

El sector de eSports del Barça participará en el League of Legends / FCB

El sector de eSports del Barça / FCB

El poco crecimiento en 2022

Un informe publicado por la consultora Deloitte Gaming, acerca del consumidor de los videojuegos competitivos en 2022, no deja en una buena posición al Barça. En dicha información se establecen los porcentajes de interés de los equipos más importantes dentro del mercado español, el cual mantiene al club catalán en la zona media-baja entre los más seguidos con solo 12,4% de menciones.

Para poner en contexto en ese porcentaje, otros clubes de eSports vinculados a figuras del fútbol europeo, como es el caso de David de Gea con Rebels y Casemiro con Case ESPORTS se mantienen por encima del Barça con un 12,5% y 12,9%, respectivamente. La marca del FC Barcelona atrae por el simple hecho de ser una entidad deportiva con un peso gigantesco en el plano internacional, pero lo cierto es que en la industria de los videojuegos sigue estando lejos de ser una referencia.

En ese grupo tampoco hay que pasar por alto a Finetwork KOI, el equipo formado por Gerard Piqué e Ibai Llanos. En tan solo un año de existencia ya se han colado como el segundo club competitivo con más seguimiento entre los seguidores de las competencias de videojuegos con un total de 56,3%, siendo solamente superado por G2 Esports. Un proyecto que ha arrancado con el pie derecho y que deja en una posición poco favorable a la sección del Barça.

Gerard Piqué e Ibai Llanos, en la presentación de KOI, equipo de eSports / EFE

Gerard Piqué e Ibai Llanos, en la presentación de KOI, equipo de eSports / EFE

La nueva ruta del Barça

La sección de eSports del FC Barcelona ha trabajado desde su existencia con los títulos de EFootball PES, el Rocket League, el Hearthstone y recientemente el League of Legends, siendo este un paso favorable para obtener mayor notoriedad en el mercado español. Sin embargo, fuentes especializadas en el sector gaming aseguran que el club presidido por Joan Laporta contempla la opción de entrar al torneo de Valorant, con el objetivo de seguir atrayendo a las audiencias y así generar beneficios.

Sin embargo, esa medida representaría en una gigantesca contradicción por parte del club azulgrana. El año pasado, durante el anuncio del ingreso a la competición de la Superliga de League of Legends, se notificó que la institución se mantendría fiel a los valores del Barça y que no participarían “en juegos violentos”.

Valorant, uno de los videojuegos más conocidos del sector competitivo, es un título de hero shooter (disparos) en primera persona. Si bien el título no cuenta con el mismo nivel de violencia que otras sagas más bélicas como Battlefield o Call of Duty, lo cierto es que representa un juego que colisiona por completo con aquellos valores que más se defienden en el Barça. Aunque la necesidad de mejorar la rentabilidad de la sección impulsaría a que la junta directiva se haga de la vista gorda.

 
Hoy destacamos