Culemaníacos

Los jugadores de España se despiden del Mundial contra Marruecos / EFE

Los jugadores de España se despiden del Mundial contra Marruecos / EFE

Una tanda de penaltis horripilante

La selección española se despide del Mundial de Qatar tras una nefasta ejecución de las penas máximas

Víctor Malo @VMalo8

06.12.2022 19:31h Actualizado: 06.12.2022 19:40 h.

2 min

España se va del Mundial antes de hora y fracasada. Su obligación pasaba por vencer a Marruecos en los octavos de final del Mundial, pero no pudo ser. Ni en los 90 minutos. Ni en la prórroga. Ni en una tanda de penaltis horripilante. La peor que se recuerda en la historia reciente del fútbol español. 

Tres lanzamientos. Tre errores. Una estadística del 0% de acierto que puede ser mera casualidad, o que puede servir para explicar muchas cosas. ¿Era la mejor, la motivación de los jugadores para este partido? ¿Se trabajó bien su estado de ánimo para afrontar la tanda de penaltis? ¿Estaban realmente comprometidos los jugadores con la causa? ¿Tenían la ambición suficiente como para representar a España? 

Muchas preguntas por responder y una realidad: falló Sarabia, falló Carlos Soler y falló el capitán, Sergio Busquets. Ante ellos, se imponía la figura de Yassine Bounou, el imbatible portero marroquí, al que los españoles no pudieron superar ni en los 120 minutos de partido ni en los penaltis. 

Balde, Busquets, Pedri, Laporte, Ansu Fati y Sarabia, desolados tras la derrota de España ante Marruecos / EFE

Balde, Busquets, Pedri, Laporte, Ansu Fati y Sarabia, desolados tras la derrota de España ante Marruecos / EFE

Antes de la tanda, una imagen impactante: Luis Enrique decidió dar los galones a Busquets para nombrar a los tiradores. El seleccionador hizo su designación y el capitán fue el encargado de expresar la voluntad del técnico. Empezaron lanzando dos jugadores que han sido suplentes.

"He sido yo el que he escogido los lanzadores"

Ni Pablo Sarabia ni Carlos Soler habían participado prácticamente durante el Mundial. Siempre suplentes, habían intervenido pocos minutos en segundos tiempos. Sin embargo, fueron los elegidos para cargar con la losa de los penaltis. El capitán, que veía como se habían complicado mucho las cosas tras dos errores, respiró hondo, pero no pudo con la presión y también falló ante el gran Bono

Al acabar el partido, Luis Enrique reconoció que el error era solo imputable a él: "Yo elegí a los tres primeros lanzadores, así que el error es mío. Pablo y Carlos son especialistas, pero la verdad es que Bono es un fenómeno en los penaltis". "Ya no vale de nada flagelarse", ha sentenciado tras decir que "me arrepiento de no haber dado más minutos a Pablo Sarabia, que solo ha jugado unos minutos y ha tenido dos ocasiones".

 
Hoy destacamos