Culemaníacos

Leo Messi, cabizbajo tras uno de los goles de Arabia Saudí / EFE

Leo Messi, cabizbajo tras uno de los goles de Arabia Saudí / EFE

Palo a la euforia: la Argentina de Messi se estrella contra Arabia Saudí

La 'Pulga' marcó, pero en la segunda mitad la albiceleste se confió y lo pagó muy caro

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

22.11.2022 13:07h Actualizado: 22.11.2022 13:20 h.

2 min

Primera gran sorpresa en el Mundial de Qatar 2022. Y, por desgracia, muy negativa para los intereses de Leo Messi. Argentina se ha estrellado estrepitosamente en su debut contra Arabia Saudí, una selección teóricamente asequible para los de Lionel Scaloni, pero que en la segunda mitad aprovechó el bajón de rendimiento de la albiceleste para marcar dos golazos y remontar el partido.

Leo Messi había marcado el gol inicial antes de los diez primeros minutos, al aprovechar un discutible penalti señalado por un agarrón a Leandro Paredes en el interior del área. La Pulga no falló, y todo parecía indicar que era el comienzo de un recital de la selección sudamericana. Durante la primera mitad se anularon tres goles a favor de los argentinos, dos a Lautaro Martínez y uno al propio Messi, por fueras de juego milimétricos.

Dos obras de arte de Arabia Saudí

Puede que esa frustración de no conseguir el segundo tanto hiciera que la albiceleste saliera algo más nerviosa en el segundo tiempo. En el minuto 47, llegó el primer batacazo. Pérdida de Messi en el centro del campo, transición rápida de Arabia Saudí con asistencia de Al Buraikan y regate más disparo ajustado al palo de Al Shehri, muy complicado de atajar para el Dibu Martínez.

Leo Messi, lanzando un penalti contra Arabia Saudí en el Mundial / EFE

Leo Messi, lanzando un penalti contra Arabia Saudí en el Mundial / EFE

Se puso emocionante el partido, y unos minutos después Arabia Saudí acabó de decantar la balanza a su favor. Lo hizo gracias a un golazo de de dibujos animados, una de aquellas dianas que parecen imposibles para una selección con más piernas que talento como es la saudita.

Lo estuvo buscando Arabia, y encontró el premio gordo. Balón suelto en la frontal del área que controló con calidad Al Dawsari. El delantero --ex del Villarreal-- se giró y colocó un zapatazo inapelable a la escuadra. La rozó el portero argentino con la punta del guante, pero el golpeo fue al mismo ángulo.

Argentina, sin capacidad de reacción

Desde ese instante, en el minuto 52, Argentina estuvo contra las cuerdas. Tenía minutos de sobra para volver a enderezarse, reencontrarse con su juego y remontar el partido. No consiguió hacerlo, a pesar de los cambios que introdujo Scaloni sobre el césped. Leo Messi se diluyó como un azucarillo en los minutos finales, de igual forma que sus compañeros. Fracaso inesperado de Argentina en su debut mundialista... justo cuando más crecidos llegaban a la cita.

 
Hoy destacamos