Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de un niño sufriendo bullying / PIXABAY

Una madre publica la foto de su hijo muerto para dar una lección

Drayke se quitó la vida tras un año sufiriendo acoso físico y verbal de un compañero de escuela

3 min

Drayke Hardman se suicidó con tan solo años. Su caso vuelve a poner en evidencia el drama del acoso escolar. El pequeño estuvo un año sufriendo acoso físico y verbal de un compañero de escuela.

Su muerte se ha vuelto viral gracias a la publicación de su madre en redes sociales, que colgó una fotografía de su hijo ya fallecido para concienciar sobre la dureza del bullying. Una foto en blanco y negro en la que define al acoso infantil como "un enemigo silencioso y muchas veces mortal".

El calvario de Drayke

Según desvela el Daily Mirror, Drayke Hardman sufrió malos tratos físicos y psicológicos por parte de un compañero de escuela. El chico padeció esta situación durante un año sin decir nada a sus padres para no molestarlos. En una ocasión llegó con un moretón en el ojo, pero mintió para no desvelar su situación.

El trágico final llegó el pasado miércoles, cuando sus dos hermanas mayores lo encontraron tirado en el suelo de su habitación. Aunque lo trasladaron rápidamente al hospital, no pudieron hacer nada por el pequeño. Fue allí que se hicieron las fotos publicadas con sus padres y sus hermanas abrazadas al cadáver del pequeño. 

Duro golpe

"Este es el resultado de la intimidación, mi niño guapo estaba peleando una batalla que ni siquiera yo podía salvarlo", ha escrito su madre en redes sociales. La madre de Drayke se pregunta "cómo un niño de 12 años que fue amado ferozmente por todos piensa que la vida es tan difícil que necesita alejarse de ella". Asegura que su corazón está "destrozado" y que no sabe "si alguna vez podré arreglarlo". 

La publicación ya cuenta con más de dos millones de likes en Instagram. El chico jugaba en el equipo de su colegio, pero el día que se quitó la vida dijo a sus padres que no quería quedarse en el entreno. Dijo que estaba cansado y que quería irse a casa a descansar, lo cual no levantó ninguna sospecha. Al llegar a casa se colgó del cuello, y fue encontrado horas más tarde.