Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tiburones blancos

Aparecen tiburones blancos sin sus hígados y con la carcasa intacta

Las orcas, gracias al trabajo en equipo, son las únicas capaces de realizar esta “cirugía” a un animal de más de seis metros de largo

2 min

En una playa de Sudáfrica aparecieron cinco tiburones muertos con sus carcasas intactas, pero sin sus hígados. Las culpables habrían sido un grupo de orcas que trabajan en equipo para conseguir este preciado alimento.

Según explica la bióloga Alison Towner, de la fundación sudafricana Dyer Island Conservation Trust, el primer tiburón blanco sometido a una necropsia medía cinco metros de largo y pesaba 1,1 toneladas. “Al verlo no sospechamos que le falta el hígado hasta que observamos una gran herida bajo las aletas pectorales”, lo que demostraba que el órgano había sido extraído “con una precisión casi quirúrgica”.

¿Cómo lo hacen las orcas?

Para extraer el hígado de un tiburón blanco, las orcas trabajan en equipo. La bióloga, en una entrevista para la BBC, explica que la hipótesis principal es que una orca asegura una de las aletas del tiburón, otra hace lo mismo del otro lado y nadan en direcciones opuestas, entonces desgarran al tiburón y abren una cavidad.

“También sabemos que las orcas tienen una gran destreza con sus labios, a diferencia de otras especies”, comenta la bióloga.

El elemento clave es el trabajo en equipo. “Una orca puede medir hasta nueve metros y pesar unas nueve toneladas, mientras que un tiburón blanco puede tener hasta 6,4 metros y pesar dos toneladas”. Pero la gran ventaja de las orcas, más allá de su tamaño, es que se mueven en conjunto, mientras que el tiburón es más solitario y por lo tanto más fácil de atacar.