Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cinco actores de cine para adultos conviven con David Masferrer /TV3

La TV3 más 'hot' monta un 'reality' con los actores porno catalanes del momento

La industria del cine para adultos les cambió la vida e incluso hay quien afirma que la pornografía fue su salvación

6 min

¡Cómo han cambiado las cosas en la tele de Sanchís! La televisión autonómica catalana ha emitido durante la noche de este miércoles Tabús: Pornografía. El programa que presenta David Masferrer en TV3 se ha adentrado en el mundo de la industria del cine para adultos de la mano de los cinco actores y actrices catalanes más reconocidos en el sector.

Para ello, el presentador ha convivido durante varios días a modo de reality con Juan Lucho, Silvia Rubí, Sylvan Gavroche, Sofia Star y Anneke Necro. Aunque, eso sí, en lugar de sexo, ha habido reivindicaciones.

El porno como salvación

Desmontando el porno desde dentro y asegurando que es "un trabajo como cualquier otro", este quinteto de jóvenes han intentado romper con los tópicos y prejuicios que rodean a la pornografía y, más en concreto, a las personas que se dedican a ello. De hecho, Juan Lucho, una de las caras más reconocidas internacionalmente en el sector, ha revelado que el porno fue "su salvación".

El catalán ha hablado de su pasado: una espiral de marginalidad, delincuencia y drogas que le llevó a tener problemas con la justicia. Una situación que cambió de la noche a la mañana cuando pasó a tener una profesión y a ganar una cantidad de dinero considerable. Asimismo, Lucho relata que desde pequeño sabía que quería ser actor porno, que sentía admiración por Nacho Vidal y que incluso en el colegio ya escribía frases como: "Visca el porno català".

Porno y feminismo

Algo muy parecido le sucedió a Silvia Rubí, quien desde adolescente sabía que era "una persona muy sexual". Rubí defiende que “feminista” y “actriz porno” no son términos excluyentes y afirma que en el sector se ha establecido una corriente feminista que dignifica a la mujer. Aunque empezó en la profesión a los 19 años, a los 33 ejerce de directora y actriz. No obstante, considera que conitnúa tratándose de un mundo en el que todavía impreran patrones machistas que ella misma ha sufrido: "No aceptan a las mujeres con tatuajes porque significa que eres una macarra".

Por su parte, Sylvan Gavroche, trabaja de actor porno desde hace seis años, una labor que compaginó con sus estudios de criminología y de máster en violencias machistas. Sobre sus inicios, explica que vivía en un pueblo muy pequeño y que la gente se pensaba que trabaja de scort.

Madre y sindicalista

Quizá el caso que más llama la atención es el de Sofía Star. Esta streamer sexual entró en el sector por error. Justo después de divorciarse y con dos hijos a los que mantener, acudió a lo que aparentemente debía ser un casting de modelos. A fecha de hoy, es una webcamer que realiza espectáculos eróticos desde casa que compagina con la maternidad. Sobre sus hijos, asegura haberlos educado bajo la creencia de que "el sexo no es algo malo", aunque reconoce que su hijo pequeño, de 13 años, "todavía no tiene edad para saber a lo que realmente se dedica su madre".  

Por su parte, Anneke Necro ha afirmado hacer valer sus ideas en los rodajes dado que considera que en España existe una doble moral que debe acabarse: "En este país se consume muchísima pornografía pero no hay una aceptación del trabajo sexual". Al mismo tiempo, denuncia la situación de precariedad laboral que existe en el sector dado que no están incluidos en ningún epigrafe de la seguridad social. "Estamos en una situación de alegalidad. Es muy complicado unirse y crear sindicatos dado que no se nos considera trabajadores", ha manifestado.

España entre los países que más porno se consume

Y es que según las últimas estadísticas publicadas por Pornhub, España es uno de los principales países de mundo que más porno consume al año. De hecho, el público español, suele pasar una media de ocho minutos y cuatro segundos frente a la pantalla cuando consume cine para adultos.

Además, la plataforma destaca que por cada tres hombres que ven porno solo hay una mujer que lo hace. Algo que también se ha puesto encima de la mesa en el programa de Masferrer, puesto que de los cinco invitados, tres eran mujeres y dos eran hombres.