Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ana Peleteiro y Benjamin Compaoré / INSTAGRAM

La romántica pedida de mano de Benjamin Compaoré a Ana Peleteiro en plena calle

La pareja espera organizar una boda muy pronto, después de que nazca el bebé que está en camino

3 min

Ana Peleteiro está pletórica. La atleta gallega está pasando por uno de sus mejores momentos personales. Hace unas semanas anunció que estaba embarazada de una niña, a la que llamarán Lúa, junto a Benjamin Compaoré. Pero para completar la fórmula de la felicidad les faltaba un ingrediente: una boda.

Dicho y hecho. El también deportista le ha pedido matrimonio a Ana Peleteiro enfrente de la catedral de su ciudad, en Bar-le-Duc, Francia. Así lo ha contado ella misma en su perfil de Instagram con un emotivo vídeo del romántico momento.

Momento de lo más especial

"Me invitó a un paseo mañanero por su ciudad... Y sin esperarme absolutamente nada, delante de la catedral, se arrodilló y me preguntó: 'Quieres casarte conmigo?'", ha escrito de lo más emocionada. En el vídeo aparecen los dos paseando por la ciudad cuando, delante de todas las atentas miradas de los transeúntes, Benjamin decide hincar la rodilla.

Pero, ¿qué le dijo ella? "En ese mismo instante mi corazón se paró, pestañeé unas 40 veces para intentar asimilar lo que estaba sucediendo y sin dudar ni sola vez le dije que SI", ha relatado la futura mamá. Sin poder contener las lágrimas, Ana se abalanzaba sobre su chico y enseñaba a cámara el impresionante anillo.

Un paso más en su relación

"SI hoy, mañana y todos los días de mi vida, quiero convertirme en tu mujer y formar la familia más bonita, especial y diferente del mundo", ha finalizado su post. La publicación ya ha llegado a 45 mil likes con multitud de comentarios felicitando al futuro matrimonio.

Un paso más en su relación que se culminará con el nacimiento de la pequeña Lúa en unos meses. Será la primera hija de Ana Peleteiro, ya que Benjamin ya es padre de otros tres hijos fruto de otras relaciones. Como dice el dicho, no hay dos sin tres.