Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La actriz australiana Rebel Wilson / EP

La actriz Rebel Wilson, secuestrada por un grupo de hombres armados

La australiana ha confesado en una entrevista el momento más duro y extraño de su vida, que tuvo lugar durante su último viaje a Mozambique

3 min

La actriz australiana Rebel Wilson, de 40 años, es conocida en el mundo entero por interpretar papeles cómicos en películas como Timadoras compulsivas o Dando la nota. Sin embargo, nadie esperaba que una mujer relacionada siempre con el humor viviera un momento tan difícil como el que ha revelado.

Wilson ha participado en el programa documental Sky One Straight Talking de la cadena Sky TV, donde ha contado el momento más duro y extraño de su vida. Una situación que tuvo lugar durante un viaje por África, cuando visitaba Mozambique: fue secuestrada por un grupo de hombres armados.

Una anécdota jamás contada

El entrevistador del programa, Ant Middleton, es un exagente de las fuerzas especiales británicas SAS. Por ello, Rebel Wilson trató de estar a su altura y, para ello, contó la anécdota de cómo ella y unas compañeras con las que viajaba fueron retenidas durante toda una noche por un grupo de hombres armados hasta los dientes.

Un momento por el que las secuestradas llegaron a pensar que iban a morir, y una historia que no defraudó a los espectadores de Sky One Straight Talking: “Atravesábamos una zona rural de Mozambique en un camión de transporte de ganado. De repente nos dio alcance otro camión, pero lleno de hombres con armas. Pararon a nuestro lado y nos obligaron a bajar”, empezó a contar la actriz.

La teoría de Rebel Wilson

Rebel Wilson y sus compañeras fueron conducidas a una casa que se encontraba en mitad de la nada, donde llegaron a temer por su vida y por su integridad física. “Creí que se llevarían a alguna de madrugada, así que se me ocurrió que nos cogiésemos todas del brazo para estar prevenidas”, confesó la actriz.

Sin embargo, a primera hora de la mañana, los secuestradores entraron al inmueble y las liberaron sin dar explicaciones. Es más, las devolvieron a todas a su camión, con el que rápidamente se dirigieron a la frontera sudafricana. "No hicimos ninguna pregunta", admite Wilson, que hoy día tiene la teoría de que "quizá aquellos tipos usaron nuestro camión para hacer contrabando”.