Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El rapero Rayden / JC

Rayden: "El ministro de Cultura y Deportes ha tenido un resultado nefasto"

El rapero estrena junto con Ruth Lorenzo 'El mismo puñal', mientras él sigue con la gira de su último disco, 'Homónimo'

7 min

Rayden (Alcalá de Henares, Madrid, 1985) está en la madurez de su carrera. En estos 20 años que lo llevaron de ser campeón en peleas de gallos a llenar estadios con decenas de miles de personas se ha visto un rapero que se sale de lo común.

Incomprendido por muchos en sus inicios por sus colaboraciones con cantantes pop, sus letras en solitario son duras, pero también trabaja los sentimientos y colabora con artistas como Pablo López, Iván Ferreiro, Alfred García y, la última, Ruth Lorenzo.

Colaboraciones

Con la murciana ha grabado El mismo puñal, un tema en el que hablan del desamor con un videoclip lleno de pasión y que le dejó heridas en la piel, sobre todo, por los empujones y arañazos de su compañera.

Con motivo del lanzamiento del vídeo, Crónica Global pudo hablar un momento con el rapero para conocer más detalles sobre esta última colaboración, su disco Homónimo, sus proyectos de futuro y la gestión de la pandemia. Hay buenas noticias para los fans y malas para el Gobierno.

Ruth Lorenzo y Rayden / JC
Ruth Lorenzo y Rayden / JC

--Pregunta: ¿Cómo surgió la relación con Ruth y la idea de colaborar juntos en un tema?

--Respuesta: Nos conocimos porque compartíamos un mismo bajista, Adrián Bartol. Ya nos seguíamos la pista, ya admiramos el trabajo del otro, pero Adrián me invitó a un concierto que dio ella en Madrid y vi el mayor poderío vocal en España, además de bien ejecutado. Me quedé sobrecogido y cuando llegué a casa le envié un mensaje y se lo comenté. Ella empezó a decirme que a ver cuándo hacemos algo. Ella se lo tomó como un cumplido, pero a la tercera vez que me lo dijo, respondí: “Pon fecha. Ponla y hagamos algo”.

--¿Cómo ha sido trabajar con ella?

--Ha sido muy fluido. Pese a lo que se ve en el vídeo y lo pomposo y bien acabado todo ha sido muy de verdad.

--¿Y la creación de la canción fue mano a mano?

--Nos juntamos en agosto sin tener nada escrito. Empezamos a hablar de lo que nos gustaba, hicimos una especie de terapia sobre cómo nos ha ido la vida y encontramos un denominador común: hablar del doble filo que es la pasión. El mismo día ya tuvimos hecha la maqueta del tema. Todo ha sido muy colaborativo.

--¿Qué es lo que le inspira?

--Todo lo que ocurre o que te mueve es susceptible de indagar.

--¿Y por qué no va también en su disco y solo en el de Ruth?

--Porque me dijo que era para su disco. Y me jode que esté en su disco (ríe). Lo mejor que le puedes decir a alguien cuando colaboras creo que es esto.

 

 

Actuación de Ruth Lorenzo y Rayden

--Hablemos de su último disco. 'Homónimo' cierra con una canción que da a entender el fin de una era. ¿Es así? ¿Qué viene después?

--Hice una hexalogía dedicada al dicho, ahora viene una dedicada al hecho. Ya veréis que igual no va a tardar tanto en salir.

--¿Este año?

--Puede ser.

--¿O sea que se ha inspirado en la pandemia o no tanto?

--No, tampoco tanto.

--¿Cómo va la gira?

--Ya he empezado a hacer gira, aunque menos intensa. Solo viernes y sábado, o algún jueves, viernes y sábado. Estamos muy contentos porque la gente lo valora. La anterior gira fue más acústica a trío y en esta es con todo el equipo para poner en alza todo el equipo técnico que conforma el engranaje, porque sin ellos no hay música en vivo. No se trata de ser el más rico del cementerio. Si antes me llevaba diez, ahora me lleva seis, pero por defender esto. Y además el público no tiene la culpa. Y Homónimo está hecho para directo.

--¿Es difícil hacer gira en pandemia?

--No, te paran muchos controles y poco más.

--¿Cree que se ha gestionado bien?

--El ministro de Cultura y Deportes ha tenido un resultado nefasto. A su favor diré que la cultura en España también depende de otros ministerios como el de Industria, de Fomento, de Turismo y se echa a cuestas cosas que no solo dependen de él, pero él se tendría que haber posicionado y mostrar más empatía. Él estudió Filosofía, ¿no? Pues el día de la empatía le pilló en la cafetería jugando al mus. Él pudo decir que es una pena que entrara para estar a favor de nosotros y que con lo sucedido es una pena que estemos desangelados y que no nos puede dar ayudas porque no solo depende de él. Tendría que demostrar que hay una persona humana al otro lado. Lo que no puedes hacer es dar por hecho la cultura de un país, porque luego pasan cosas y es lo que ocurre.