Menú Buscar
Miguel Ángel Silvestre en una imagen de archivo

Muere el padre de Miguel Ángel Silvestre

La dura noticia ha pillado al actor en México, donde se encontraba por una cuestión de trabajo

3 min

Durante sus últimas entrevistas y siempre que tenía oportunidad Miguel Ángel Silvestre aprovechaba para hacer un guiño a su padre, del que reconocía estar completamente enamorado. Ahora el actor se encuentra completamente roto de dolor y es que ha fallecido su padre, Miguel Ángel Silvestre Vara tras librar una larga enfermedad

Tal y como informan desde El Periódico Mediterráneo, el fisioterapeuta ha fallecido a los 65 años de edad tras llevar años luchando contra una dura enfermedad. El entierro será mañana miércoles a las 16:00 horas del Nuevo Tanatorio Castellón, donde será normal que se trasladen numerosos deportistas de la sociedad castellonense, a los que trato durante su trayectoria profesional, siendo la fisioterapia su gran pasión. 

También se espera ver al aclamado actor, al que la dura noticia ha pillado en México, donde se encontraba por una cuestión de trabajo. Pero a pesar de la distancia Miguel Ángel estaba muy unido a su padre y ahora mismo se encuentra totalmente desbastado. 

Emotivas palabras

Sin desvelar que sufría una grave enfermedad, el actor no podía evitar emocionarse al hablar de su padre durante una de sus últimas entrevistas con Chance, en las que confesaba: "Hace poco tuve como un momento de darme cuenta de todo lo que mi padre me ha enseñado de una manera subliminal. El otro día le dije 'papá, creo que si estoy aquí es porque me pusiste un colchón y me dijiste 'si quieres ser actor, sueña'. No veía el precipicio, estaba mi padre ahí, que decía 'tú tira' y yo 'pero es que estoy estudiando fisioterapia', '¿eso es lo que quieres hacer? vete' y yo creo que eso no tiene precio, si hoy me dedico a una profesión que me da alegrías y que además me da mucha felicidad es gracias a mi padre", sentenciando que "estoy enamorado de mi padre".

Un amor que seguro ha sabido transmitirle y que perdurará en el tiempo a pesar de que ya no está entre nosotros.