Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marta López Álamo / EP

Marta López Álamo, en su mejor momento profesional: "Algunos meses gano más que Kiko Matamoros"

La influencer responde a aquellos que la critican por salir con el colaborador de 'Sálvame', asegurando que no necesita "ningún 'sugar daddy'"

3 min

Marta López Álamo se encuentra en su mejor momento profesional. Así lo ha desvelado en una entrevista exclusiva para la revista Lecturas. Éxito, amor, dramas personales... la modelo se ha abierto en canal para responder a todos aquellos que la critican por estar con Kiko Matamoros

"No necesito ningún sugar daddy ni ningún hombre que me mantenga", ha confesado determinante la influencer. Ella disfruta de su trabajo como creadora de contenido en Instagram. Incluso, ha llegado a desvelar que, algunos meses, gana más que su chico y que su padre, que es médico. 

Trabajo y amor

"En general sí. Entiendo que haya disparidad de opiniones respecto a si es justo o no. Desde aquí mi admiración a los médicos", ha respondido sincera. Con todo, López defiende que ella y el colaborador de Sálvame tienen una relación muy igualitaria: "Tenemos una economía de pareja a la que aportamos los dos". 

Así las cosas, admite que muchas veces antepone pasar tiempo con su pareja a aceptar trabajos que le hagan ganar mucho dinero. De hecho, asegura que tendría que haberse ido "a Milán a hacer temporada", aunque prefirió quedarse en Madrid con quien espera que sea el padre de sus futuros hijos. 

Dura adolescencia

Pero no solamente ha hablado de su trabajo en la entrevista; Marta López Álamo se ha abierto en canal para explicar la etapa de su adolescencia que estuvo marcada por la anorexia. Según cuenta, con 16 años y 177 centímetros llegó a pesar 38 kilos: "Tenía los huesos de una persona de 60". 

Un episodio desgarrador en el que su madre la obligó a superar la enfermedad: "La endocrina le dijo a mi madre que o salía de aquella enfermedad o me moría. Y mi madre me dijo: '¿Sabes qué? Que si quieres, que te mueras'". Un duro testimonio que ahora ya está superado y que solo deja espacio para disfrutar de su trabajo y su chico