Menú Buscar
Una foto de la Infanta Elena recogiendo el premio en la X edición del Premio Taurino

La Infanta Elena se moja: "Amar los toros es amar a esta España en la que cabemos todos"

La monarca halaga la importancia de la tauromaquia en la cultura española y critica a los "incívicos" antitaurinos

3 min

La infanta Elena ha sido duramente criticada desde siempre por su arraigada afición a los toros. Desde los sectores animalistas que luchan en contra del maltrato animal, las costumbres de algunos de los miembros de la Casa Real son motivo de polémica constante. Aun así, la infanta ha asegurado este martes que se siente "orgullosa" de su afición a los toros porque apoyar el espectáculo de la tauromaquia es también "amar, en una de sus muchas y riquísimas facetas, a esta España" en la que caben "todos en enriquecedora convivencia y asentada en el respeto mutuo".

Doña Elena ha pronunciado estas palabras en la X edición del Premio Taurino que concede cada año el diario ABC y que este año ha recaído en los aficionados a la lidia. La hermana de Felipe VI ha recogido el galardón de manos del torero Enrique Ponce.

Respuesta a los movimientos antitaurinos

Hasta ahora el premio siempre había sido otorgado a diestros o ganadores, pero esta vez el jurado ha querido agradecer a la monarca "la ilusión, la pasión, la fidelidad, el respeto y el esfuerzo de toda la afición taurina en tiempos de crisis, en los que la tauromaquia se ve atacada por radicales movimientos antitaurinos".

A la gala han acudido toreros como Curro Romero, José Ortega Cano, "Espartaco", "Morante de la Puebla", "el Cid", el ganadero Samuel Flores y los empresarios Simón Casas y Rafael Garrido. Por parte del Gobierno, han asistido la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y el de Interior, Juan Ignacio Zoido, así como la expresidente de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre y la presidenta editora de ABC, Catalina Luca de Tena.

Tradición y cultura

La infanta Elena también ha querido señalar la importancia de los toros en la cultura española. "Un arte que en España se lleva produciendo en cada corrida desde hace unos cuantos siglos ya, hasta formar parte de nuestra cultura. Y que a lo largo de este tiempo hemos ido extendiendo por diferentes países", ha remarcado doña Elena, quien ha animado a "seguir manteniendo viva la tradición".

Su pasión por los toros la heredó de su padre, el Rey Juan Carlos I, y de sus abuelos, y ella misma ha sido quien la ha trasladado a sus hijos. Además, no ha dudado en criticar a los " lamentables e inciviles actos de muchos antitaurinos, que no respetan una actividad perfectamente legal y reconocida como uno de los grandes valores del patrimonio cultural español", algo que dará mucho que hablar.