Menú Buscar
Woody Allen, director de cine

El hijo de Woody Allen y Mia Farrow defiende a su padre

Una estremecedora carta de Moses Farrow niega las acusaciones de pederastia sobre el director de cine y relata los suicidios que tuvieron lugar en el seno familiar

26.06.2018 09:55 h.
4 min

Moses Farrow ha roto su silencio. La ola de acusaciones de la que está siendo víctima el director de cine Woody Allen sobre un supuesto caso de abuso sexual hacia Dylan Farrow, la hija que tuvo con Mia Farrow, ha motivado que el hijo adoptado por la actriz haya escrito una carta para defender a Allen.

En su momento la justicia --tras dos investigaciones de distintos departamentos gubernamentales-- determinó que no había ninguna prueba que inculpara al realizador de cine de las graves acusaciones de pederastía. Ahora, más de 20 años después, las redes sociales y las nuevas acusaciones de su hija piden reabrir el caso sin que hayan aparecido pruebas nuevas que pudieran apuntar hacia una culpabilidad del artista.

Suicidios

La misivia de Moses Farrow --traducida al castellano por Letras Libres-- describe una infancia traumática al lado de Farrow. Según su relato, la actriz ejercía maltratos constantes hacia todos sus hijos. Dos de ellos llegaron incluso a quitarse la vida.

"Me duele recordar ejemplos en los que vi a mis hermanos, algunos ciegos o físicamente discapacitados, arrastrados por las escaleras para ser arrojados a un dormitorio o un armario, que luego se cerraba con llave desde fuera. Mia llegó a encerrar a mi hermano Thaddeus, parapléjico porque había sufrido la polio, en un cobertizo en el exterior para castigarlo por una transgresión menor".

Thaddeus se suicidó disparándose en su coche, "a menos de diez minutos de la casa de mi madre", relata. Pero no fue el único que decidió acabar con su vida: "La mayor parte de los medios dicen que mi hermana Tam murió de un “fallo cardiaco” a los 21 años. En realidad, Tam luchó contra la depresión la mayor parte de su vida, una situación exacerbada por que mi madre se negaba a que la atendieran, insistiendo en que solo estaba “floja”. Una tarde del año 2000, tras una pelea final con Mia, que terminó cuando mi madre se fue de casa, Tam se sucidió con una sobredosis de pastillas. Mi madre contó a los demás que la sobredosis fue accidental, y dijo que Tam, que era ciega, no sabía qué pastillas tomaba. Pero Tam tenía una memoria estupenda y sentido de reconocimiento espacial. Y, por supuesto, la ceguera no le impedía contar.

"Lo que te ha hecho es insoportable"

El hijo adoptado de Farrow concluye su carta con dos mensajes, unos para su hermana y otro para su madre. "A mi hermana Dylan: como tú, creo en el poder de hablar públicamente. He roto mi silencio sobre el abuso infligido por nuestra madre. Mi curación comenzó solo después de alejarme de ella. Y lo que te ha hecho a ti es insoportable". "Te deseo paz, y la sabiduría para entender que dedicar tu vida a ayudar a nuestra madre a destruir la reputación de nuestro padre no creo que te permita pasar página de manera definitiva".

El ahora terapeuta también afirma que aunque la relación de Allen con la hija adoptada de su madre, Soon-Yi, fue "disruptiva", pero que, en ningún caso, puede servir de justificación para acusarle de pederasta. Y recuerda que su madre, Mia Farrow, se casó con Frank Sinatra cuando él tenía 50 años y ella 21.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información