Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manolo Santana, en una imagen de archivo / EP

Fallece el tenista Manolo Santana a los 83 años

La leyenda del deporte español ganó un total de 72 torneos en su trayectoria profesional

4 min

El tenista Manolo Santana ha fallecido a los 83 años de edad este sábado en Marbella (Málaga), donde tenía su residencia habitual. En los últimos años, el deportista se encontraba en un estado delicado de salud.

La leyenda del tenis español ganó un total de 72 torneos, cuatro de ellos de Grand Slam. Dos Roland Garros (1961 y 64), un Open de Estados Unidos (1965), un Wimbledon (1966) y Oro en los Juegos Olímpicos de México 1968, estaban entre sus mayores conquistas. Hasta el triunfo de Conchita Martínez en 1994 y de Rafa Nadal en 2008, el pionero en el tenis era el único jugador español que había conseguido ganar el torneo de Wimbledon, aunque en categoría amateur.

Triunfos

Además de ser número uno en el tenis, también fue un protagonista de la crónica rosa por su intensa vida sentimental. Se casó con María Fernanda González-Dopeso, con quien tuvo tres hijos; con la periodista Mila Ximénez, con quien tuvo a Alba; con la modelo sueca Otti Glanzielus y con Claudia Inés Rodríguez, persona que le ha acompañado en estos últimos momentos. Tuvo, además, una hija con Bárbara Oltra.

El exmarido de Ximénez se retiró oficialmente de la competición en 1980, aunque siempre siguió vinculado al mundo del tenis como entrenador, promotor de torneos y jugador del circuito senior. Fue capitán del equipo español de Copa Davis en dos etapas: 1980-1985 y 1995-1999.

Fuerte vinculación

En 1984 fue aceptado como miembro del Salón de la Fama del Tenis Internacional y se convirtió en el director del torneo Masters de Madrid desde su primera edición. La pista central de la Caja Mágica, sede del torneo, fue bautizada como “Estadio Manolo Santana”.

Su última aparición pública fue el pasado mes de septiembre, cuando Santana asisitió como presidente de honor a la presentación de la próxima edición del Mutua Madrid Open de tenis en Madrid.

Última aparición

Acompañado por su mujer, Claudia Rodríguez, visiblemente encorvado, mucho más delgado y con evidentes dificultades para caminar, el extenista activó entonces todas las alarmas sobre su estado de salud con su impactante reaparición.

Y es que a pesar de que la colombiana afirmó que Manolo estaba "muy bien" y había asistido "como un luchador que es", las imágenes hablaban por si mismas y el extenista preocupó por su delicado aspecto físico, sus ojos tapados bajo unas gafas de sol, y sus problemas de movilidad.