Menú Buscar
Camilo Sesto en un acto público / SECRETARIA GENERAL DE GOBIERNO - WIKIMEDIA COMMONS

Camilo Sesto contra la SGAE: una historia de traición

La sede de los autores estableció la capilla ardiente para dar el último adiós al cantante

Juan Antonio Marín
18.09.2019 20:43 h.
3 min

Camilo Sesto, autor de himnos de la música nacional como Vivir así es morir de amor, falleció la madrugada del pasado 8 de septiembre. El cantante alcoyano llevaba un tiempo alejado de los focos, aunque en sus últimas apariciones se le podía ver con cierta dificultad para hablar. Su corazón dejó de latir en Madrid a los 72 años.

Con más de 100 millones de discos vendidos y una gran cantidad de números uno en la lista de éxitos, se convirtió en uno de los cantautores de referencia no solo en España, sino también en Hispanoamérica. Compositor por excelencia, impulsó la adaptación al castellano de la ópera rock Jesucristo Superstar que él mismo financió. Camilo interpretaba a Jesús y Teddy Bautista (presidente de la SGAE), a Judas.

Polémica con los derechos de autor

Tras un largo periodo de tiempo, el artista canario conseguía hacerse con el mando de la sociedad que gestiona los derechos de autor. Durante una gala en homenaje a Camilo Sesto se desató cierta polémica.

El cantautor recientemente fallecido acusó a Bautista de haberse quedado con los derechos de la ópera Jesucristo Superstar, obra que precisamente financió el alicantino. "Judas amaba a Dios y no se vendió por treinta monedas, Teddy Bautista junta las treinta monedas de cada cual", afirmó Camilo Sesto. La escena establecía una analogía directa con el episodio bíblico de la Traición de Judas (personaje que interpretaba el canario en la obra).

Polémica con Camilo Blanes

Pero ahí no acabaron los desencuentros. Camilo Blanes, vástago del cantautor, se encontraba en México desempeñando sus labores de artista cuando se produjo la muerte de su padre. Mientras los restos mortales se trasladaban hasta la capilla ardiente instalada, precisamente en la SGAE, el hijo aterrizaba en suelo madrileño para acudir al último adiós del artista. Su llegada provocó ciertos rumores en torno a su figura.

Las escasas declaraciones y unos supuestos pagos en el billete del avión que le traía han desatado la polémica entre los círculos cercanos a la prensa rosa. Camilo Blanes accedió por la puerta trasera de la sede para dar el adiós definitivo a su padre.