Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Anabel Pantoja, Isa Pantoja y Raquel Bollo saliendo de Cantora / MEDIASET

Anabel, Isa Pantoja y Raquel Bollo ponen rumbo a La Graciosa para la boda

Después de pasar la noche en Cantora tras el fallecimiento de Doña Ana, madre de Isabel Pantoja, la novia retoma sus labores de preparación del enlace

3 min

El fallecimiento de Doña Ana, madre de Isabel Pantoja, ha movilizado a uno de los clanes más famosos de España. Kiko Rivera, Isa Pi, Anabel Pantoja y Raquel Bollo viajaron ayer a Cantora para despedirse de su abuela. Mientras que el DJ abandonaba la finca a las cuatro de la mañana, el resto se quedó allí a dormir

Sin embargo, a primera hora de la tarde, las primas Pantoja y Bollo han abandonado la casa de su infancia para poner rumbo a La Graciosa, donde está previsto que se celebre mañana 1 de octubre su boda con Omar Sánchez. Una boda que ha tenido todo tipo de impedimentos

Adiós Cantora, hola La Graciosa

El coche con el que salían de Cantora, conducido por Antonio Abad, íntimo amigo de la colaboradora de Sálvame, se dirigía al aeropuerto de Sevilla. Allí cogerán un avión hasta Lanzarote alrededor de las 18:30 horas, donde desharán los pasos que siguieron ayer y viajarán en ferry hasta la isla de La Graciosa

Ninguna de ellas, en especial Anabel, se ha pronunciado acerca de la movida noche que han tenido en la finca, sobre todo por el esperado reencuentro entre Isabel y Kiko. Eso sí, al igual que hizo su primo la noche pasada, la sobrina de la tonadillera levantaba el pulgar a la prensa en señal de que todo había ido bien.

¿Dónde están sus parejas?

Por su parte, los cuñados de la familia, Omar Sánchez, Asraf Beno e Irene Rosales, han permanecido en Lanzarote para ultimar los detalles del enlace y cuidar de los pequeños. El futuro novio subía unas historias en Instagram en las que aparecía corriendo por la isla para mantenerse en forma.

Además, Belén Esteban, compañera y fiel amiga de la pantojita, ya ha viajado a la isla, confirmando que la boda sigue adelante. Todos a la espera de cualquier novedad y de que se celebre el tan esperando enlace