Menú Buscar
Conciertos en festivales que concentran un gran impacto económico / UNSPLASH

Los festivales de música, 'regadera' de dinero para Cataluña

Los eventos musicales en territorio catalán aglutinan el 44% de los 5600 millones que se han generado en el conjunto español

Juan Antonio Marín
3 min

España es uno de los países que más festivales celebra de Europa. Su oferta de eventos musicales a lo largo de todo el año y por diferentes ciudades, permite la movilización de una gran cantidad de seguidores que ya alcanza la estratosférica cifra de 6 millones. Este crecimiento por parte del fenómeno musical ha propiciado un aumento del peso dentro de la balanza del PIB estatal.

La venta de entradas constituye la principal fuente de ingresos, llegando a facturar en el pasado año hasta un total de 334 millones de euros. La cantidad se aumenta con la suma de contratos de patrocinio, venta de merchandising o las diferentes ayudas públicas con las que cuentan algunos festivales. Los principales encuentros musicales del país recaudan más de la mitad de lo que se factura.

Cataluña, a la cabeza

El Sónar y el Primavera Sound, dos de las citas musicales más esperadas en el calendario festivalero, se celebran en la Ciudad Condal. Comparten podio junto a otros eventos de referencia como el FIB o el BBK Bilbao Live. Estos ya se han hecho un hueco  entre los principales festivales del Viejo Continente. La mitad del peso de la industria musical en el PIB se debe a la música en directo, que ha experimentado un gran crecimiento en los últimos tiempos

Este nuevo modelo de negocio dentro de la industria creativa ha calado fuerte en el territorio catalán. Del impacto económico que se genera, cuya cantidad se sitúa en 5.600 millones de euros, casi la mitad se concentra en Cataluña. Algunas citas como el Cruïlla o el Primavera Sound han desarrollado medidas sostenibles para ofrecer un festival respetuoso con el medio ambiente. Esto supone un plus y un nuevo camino hacia el futuro de la música en directo.

Más allá del festival

La mayor atención suele estar concentrada en las actuaciones de los diversos grupos que forman el cartel. La bajada del IVA cultural al 10% y una mayor presencia de artistas internacionales ha fomentado un mayor crecimiento en cuanto a público se refiere.

Este denominado turismo musical beneficia a todo aquello que rodea un festival. Hoteles, campings y negocios locales del lugar donde se realiza el festival aprovechan el aumento de visitantes durante los días de celebración.