Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos personas brindan con dos botellines de cerveza de lujo / UNSPLASH

Así es el mundo de las cervezas de lujo en España

Algunas variedades que van más allá de los convencionales grifos de los bares

Juan Antonio Marín
6 min

Una de las prácticas más comunes de ocio en España es salir de cañas con los amigos. Es habitual pedir una cerveza que puede venir acompañada de un aperitivo. El precio de este tamaño es bastante asequible, por lo que es usual repetir varias veces en el mismo momento. Los barriles que proporcionan el zumo de la cebada al grifo suelen provenir de las grandes compañías cerveceras del país.

En España hay bastantes que se encuentran a la cabeza de la amplia oferta. Mahou, Estrella Galicia, Estrella Damm o Alhambra suelen ser las más servidas a lo largo de todo el territorio nacional. Hay que exceptuar algunas comunidades autónomas donde es habitual encontrar Cruzcampo o Estrella Levante, respectivamente. Estas mismas marcas suelen tener unos botellines que contienen una cerveza más premium que, en ciertos casos, puede ser considerada producto de lujo.

Cervezas por un tubo

Claros ejemplos son la Maestra de Mahou o la Oro de Amstel, cervezas más exclusivas que pueden llegar a alcanzar un precio mucho más elevado que las convencionales. Este tipo de exclusividad se puede llevar al mundo artesanal. Y es que hay marcas como La Virgen o El Silo de Hortaleza, ambas madrileñas, que elaboran sus productos y los comercializan de una manera bien distinta a como lo hacen las corporaciones más conocidas.

Este modelo empresarial implica que el precio tenga que ser más elevado, y que los productos comercializados no se encuentren en los supermercados o puntos de venta más reconocibles. Precisamente ha sido una marca de cervezas artesanas la que ha llegado a colarse hasta en el mismísimo Salón del lujo, uno de los eventos más exclusivos donde se seleccionan los productos más característicos del mundo de la riqueza y abundancia.

Haciendo historia

La empresa Cervezas Mica ha sido la encargada de representar al colectivo cervecero en el imperial Westin Palace de Madrid. El lujoso hotel de la capital constituyó el núcleo principal de los artículos de más valor, tanto del panorama nacional como internacional. El evento cuenta con varias secciones que van desde la moda o la joyería hasta el ámbito inmobiliario pasando por el gourmet. En éste último se encontraba emplazado el producto de Mica.

Pinta de cerveza de lujo / UNSPLASH
Pinta de cerveza de lujo / UNSPLASH

No es la primera vez que esta cerveza, elaborada de forma natural, obtenía éxito. Anteriormente ya fue catalogada como la mejor cerveza del mundo en los World Beer Awards, la ceremonia en honor a esta bebida celebrada en Londres. La compañía, natural de Aranda de Duero, produce un tipo de cerveza de una calidad exquisita. La han llegado a calificar con el término de oro líquido, debido a su pureza.

Los cocineros también las diseñan

La innovación ha representado uno de los elementos recurrentes dentro del mundo de la cerveza. Figuras relevantes del mundo de la cocina han conseguido fusionar sabores propios de ciertas gastronomías con este rico elixir de vida. Uno de los ejemplos más claros es el de Ferrán Adriá. El prestigioso chef catalán diseñó, junto a Estrella Damm, la cerveza con malta de cebada y trigo titulada Inedit.

Fue en el año 2008 cuando el cocinero y el equipo de su restaurante se lanzaron a por este ambicioso proyecto, que tenía como fin conseguir una cerveza capaz de acompañar todos los sabores que abarca la gastronomía actual. A la malta de cebada y trigo se le suman la de lúpulo, cilantro, regaliz y hasta piel de naranja. De ahí que su sensación a la hora de degustarla sea muy afrutada.

Una cerveza que sabe a mar

Estrella Galicia fue otra de las firmas que decidió lanzar al mercado una cerveza de categoría gourmet. La empresa gallega que cuenta con variedades más especiales, como la 1906, presentó una nueva cuyo sabor se correspondía con el de los percebes. La compañía cervecera conseguía introducir el sabor del mar en el característico sabor de su producto.

La versión de percebes se encontraba disponible tanto en botellines de 50 cl como en barril. En las semanas posteriores a su lanzamiento se agotaron las existencias, por lo que Estrella Galicia decidió poner en marcha este producto, de nuevo, este pasado verano. Los percebes, integrados en el sabor de la cerveza, fueron aportados por la Cofradía de Percebeiros de Corme y algas de Portomuíños.