Menú Buscar
Una obra de Banksy / PIXABAY

43.600 euros es la cantidad pagada por una fotografía de Banksy

Pese al alto precio de la fotografía, la identidad del famoso artista urbano continúa siendo toda una incógnita

3 min

Los rumores en torno a la identidad del artista urbano más conocido de todos los tiempos, Banksy, continúan siendo uno de los temas más actuales a nivel mundial dentro de la escena artística. Existen diferentes conjeturas, siendo una de las más aceptadas la de que el propio artista es el cantante del grupo Massive Atack, Robert Del Naja. Sin embargo, la realidad es que con el paso de los años, todavía no hay nadie que lo haya podido confirmar.

Es precisamente este desconocimiento uno de los factores que consigue revalorizar todos y cada uno de los trabajos que realiza. Así como cada información que aparece en los diferentes medios especializados. No en vano, no son sus obras lo único que cuesta dinero. Cualquier pista acerca de su identidad, también. 

Una fotografía de espaldas por 43.600 dólares

La semana pasada, la famosa casa de subastas de Sotheby's, en Londres, vendió por el montante de 43.600 dólares una fotografía de espaldas en 3D del artista callejero. Desafortunadamente, el retrato no ofrece demasiadas pistas que no se hubieran conocido hasta ahora, puesto que no arroja ningún tipo de información al respecto. 

Ha sido precisamente el artista británico Chris Levine quien ha sido el autor de la tan codiciada fotografía. El mismo que afirma haber impreso cuatro copias de la misma: una para el propio Banksy, otra para Robert del Naja, una tercera para el propio Chris Levine y la cuarta que es la que se ha subastado. 

Sin noticias desde mayo

La última vez que el artista fue noticia fue en Venecia, cuando Banksy utilizó un conjunto de lienzos en los que denunciaba la masificación turística que estaba sufriendo la ciudad. Por medio de una perfomance en la que una persona se hizo pasar por Banksy, ataviado con gabardina, sombrero y diferentes periódicos que se encargaban de tapar en todo momento su rostro.

El carácter improvisado de la obra, y el hecho de no tener licencia, provocó que las autoridades italianas ordenasen al doble del artista recoger toda su obra y no ocupar la vía pública. Su doble aceptó la orden y se alejó cargando todos sus cuadros. Provocando la sorpresa de todos los allí presentes.