Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El diseñador de moda Antoni Miró / EFE

El diseñador Antonio Miró fallece a los 74 años tras sufrir un infarto

El catalán fue uno de los primeros en hacer desfilar modelos no profesionales y un referente de la moda española

3 min

Antonio Miro ha fallecido este jueves a los 74 años a causa de un infarto de miocardio. El diseñador, icono de la moda catalana, estuvo en activo hasta casi al final de su carrera. 

Los primeros diseños de ropa del creador los hizo con tan sólo 20 años de edad, por lo que su carrera ha sido larga. El éxito le llegó poco después. 

Inicios

Nacido en 1974 en Sabadell, Miró abrió en 1968 abre su primera tienda de ropa en Barcelona. Por aquel entonces no le puso su nombre, sino el de Groc. No fue hasta ocho años después, 1976, que no crea su propia marca que lleva su nombre. Desde entonces se marcó su propio camino y se convirtió en diseñador clave de los años 80 y 90.

Implicado con la proyección de Barcelona como capital de la moda, fue uno de los impulsores de la desaparecida Pasarela Guadí. Uno de los puntos álgidos de su carrera tuvo lugar en 1992, cuando diseñó el vestuario de las ceremonias de los Juegos Olímpicos de la ciudad. 

Trayectoria

Más allá de su impacto a nivel español, sus diseños han trascendido fronteras. Con sus colecciones masculinas y femeninas se convirtió en un habitual de las pasarelas de Milán, París y Nueva York, entre otras.

Pionero siempre, fue también uno de los primeros diseñadores en apostar por modelos no profesionales en sus desfiles, cambiando así la imagen de las grandes estrellas y de los cuerpos extremadamente delgados. Miró apostó siempre por la moda masculina, no siempre la más destacada en el sector. Asimismo, amplió sus miras y se ocupó del diseño de complementos y muebles.

Concurso de acreedores

Miró ha estado en activo hasta el momento de su desaparición, que ha sido sobrevenida. Además de su actividad creativa, luchaba desde hacia meses para conseguir superar la delicada situación económica en que se encontraba la compañía de moda que llevaba su nombre. 

Antonio Miró SL solicitó el concurso voluntario de acreedores en mayo de 2021 motivado por el impacto de la crisis Covid en su facturación. Las cuentas de la compañía estaban tensionadas por la desaparición de los clientes internacionales en la ciudad, ya que su tienda física era muy rentable, tal y como informan fuentes del sector. El Juzgaado Mercantil 1 de Barcelona aún tutela la insolvencia, que está en fase de buscar un acuerdo con los acreedores. 

El 70% de la firma de moda está en manos de la empresaria Andrea Arquero y el 30% restante era propiedad del modisto. Ahora, esta participación pasará a sus herederos.