Menú Buscar
Salón con un proyector Mi Laser / XIAOMI

Xiaomi no solo vende móviles: así es su nuevo proyector inteligente 4K

Este dispositivo cuenta con Android incorporado y es capaz de conectarse a internet para reproducir contenidos

Juan Antonio Marín
6 min

El mercado de los teléfonos móviles experimenta una competencia feroz. La lucha por lanzar uno, dos o más modelos al año que sean rentables en número de ventas hace que las compañías tecnológicas tengan que recurrir a una auténtica guerra de innovación para ver quién se lleva la palma.

En el caso de Xiaomi, la compañía llegaba dispuesta a arrebatarle el podio a marcas de la talla de Samsung o Apple. Unos años después de su desembarco en España, la realidad es que han conseguido atraer a un gran conjunto de consumidores que quieren tecnología de vanguardia sin pagar de más por ella.

No solo móviles

Pero, además de la gran cantidad de modelos que llega a sacar Xiaomi a lo largo del año, lo cierto es que la compañía ha sabido diversificar de manera muy acertada su gama de productos. Una mochila tecky, una calentadora de agua eléctrica, un fuego de cocina electrónico, un cepillo de dientes eléctrico y hasta un patinete son algunos de los productos que cualquiera puede probar en sus tiendas.

Y uno de los más sorprendentes es su proyector Mi Laser, curiosamente, el más caro que venden. Todo tiene que ver con la tecnología que hay detrás, que permite verlo con tamaño de pantalla gigante a menos de un medio metro de distancia de la pared. Esto es especialmente útil en pisos pequeños o si hay que situarlo en lugares muy cercanos.

Un proyector ‘inteligente’

Pero ¿qué es eso de un proyector inteligente? Pues bien, lo primero en lo que se podría pensar es que sea capaz de conectarse a internet. Algo que permite el Xiaomi Mi Laser gracias a su antena WIFI integrada. Esto permite que, además, el dispositivo forme parte del ecosistema del hogar y se pueda controlar desde el móvil o la tableta.

Imagen del proyector Mi Laser 4 sobre una mesa / XIAOMI
Imagen del proyector Mi Laser sobre una mesa / XIAOMI

Así, el usuario podrá emitir contenidos desde su ordenador, teléfono móvil o tableta directamente a la pantalla sin necesidad de conectar ningún cable. Una opción que ahorra tiempo y espacio y que logra, en definitiva, que no de pereza tener que montar o desmontar el proyector si se quiere disfrutar de una serie o una película en la pantalla.

Android, un acierto

Pero la gran propuesta de valor del aparato y su parte más interesante es que viene con un Chromecast con Android incorporado. Este sistema operativo de Google permite que el dispositivo integre en su interior toda una interfaz de smart TV.  Esto significa la posibilidad de instalar juegos y aplicaciones desde la propia tienda de Google y también tener acceso directo a YouTube​.

Además, permite a la tienda de películas de Google Play y también la posibilidad de usar el asistente de Google con solo hablarle al mando a distancia con micrófono incorporado.  Este quizá sea el mayor acierto de este proyector, ya que en lugar de ser un dispositivo que necesita de una fuente externa de vídeo, el Mi Laser es capaz de para reproducir contenido nada más enchufarlo.

Tecnología láser

Otro de los puntos destacados del aparato, y la razón principal de su precio, es que su lámpara tiene tecnología láser. Esto supone una mayor calidad en el vídeo, con una resolución que puede alcanzar los 3.840x2.160 píxeles, 9.000 lúmenes de potencia (la unidad en la que se mide lo luminoso que es un proyector) y un tamaño de pantalla que va desde las 80 a las 150 pulgadas.

Si se dispone de un gran espacio en la pared o de una pantalla específica, el tamaño de pantalla varía desde las 80 pulgadas, con una separación de 14 centímetros de la pared, hasta las 150 pulgadas con una separación de 49 centímetros. 

Un precio ‘premium’

Este aparatos será un gran atractivo para las personas que no dispongan de mucha distancia para colocar este tipo de proyectores. Además, incorpora un sistema de detección de cercanía para evitar que el láser dañe los ojos.

La única pega que se le puede poner a este dispositivo es su elevado precio, que supera los 1.200 euros. Pero Xiaomi ha querido situarse a la cabeza de esta área del sector y parece que, por el momento, va en solitario.