Menú Buscar
Maceta con plantas / PIXABAY

¿Cómo identificar las enfermedades más comunes de las plantas?

Conocer algunos sencillos detalles para detectar los primeros síntomas de mal desarrollo en las macetas de casa evitará males mayores

11.06.2019 11:07 h.
7 min

La primavera suele ser la época de mayor esplendor de las plantas, aunque hay que tener en cuenta que requieren cuidados durante todo el año. Sin embargo, es inevitable que de vez en cuando empiecen a tener comportamientos extraños motivados, normalmente, por algunas de las enfermedades y plagas más comunes.

En el libro Me quiere, no me quiere. Guía para no matar a tus plantas ni de amor ni de pena ayudan a identificar qué les pasa para curarlas antes de que sea tarde. Está escrito por el chileno Pancho Doren y el barcelonés José Monteagudo, fundadores de Casa Protea, y se trata de una guía básica para iniciarse en el mundo de las plantas y de sus cuidados. Una labor nada sencilla, ya que en algunos casos los síntomas pueden deberse a más de una causa. Por eso hay que tener en cuenta la recomendación de los autores: “nunca aplicar un tratamiento hasta estar seguros de cuál es el problema”.

¿Por qué tienen hojas amarillas?

Que las hojas se pongan amarillas se debe, por lo general, a un desequilibrio en la rutina de riego. Hay que verificar siempre el nivel de humedad en la tierra antes de regar: si está muy húmedo, se deben dejar pasar unos días y no regar hasta que se haya secado. “Contradictoriamente, las hojas de macetas tropicales también pueden amarillear por falta de agua. Algo completamente normal es que las más antiguas adquieran un color amarillo, terminen por caer y den paso a nuevas”, explican Doren y Monteagudo.

Jarrón con plantas / PIXABAY

Jarrón con plantas / PIXABAY

Muchas especies son extremadamente sensibles al exceso de minerales en el agua. Las aguas duras también pueden provocar el amarilleamiento, sobre todo de las puntas de las hojas. Es la manera que tienen algunas plantas de expulsar el exceso de ciertos minerales como el calcio. “Si éste es el caso, podemos evitarlo regando con agua de lluvia o agua del grifo reposada por lo menos 24 horas”, puntualizan.

¿Por qué se le caen las hojas?

Al llegar a casa, muchas plantas acostumbran a perder algunas hojas, lo cual es normal durante el periodo de aclimatamiento. Una vez pasado ese tiempo, la causa de que se desprendan suele asociarse a una falta de agua o a demasiado sol.

Ante la amenaza de temperaturas altas y poca humedad, algunas plantas eliminan sus hojas más bajas para disminuir la pérdida de agua por transpiración.

¿Por qué crecen poco?

La falta de luz puede detener el crecimiento de las plantas. Si se observa que en el período activo no crecen, hay que cambiarlas a un lugar más soleado.

Otra causa puede ser que el sustrato en el que está plantada no tenga suficientes nutrientes. Ya sea por una mala calidad de la tierra o porque lleva mucho tiempo con el mismo suelo, abonarla con un buen fertilizante líquido o replantarla con tierra fresca de mejor calidad son las alternativas más recomendadas.

¿Por qué tienen bordes y manchas marrones?

Se puede deber a una falta de agua o a una falta de humedad en el ambiente. “Verifica que tus plantas estén lejos de radiadores y sistemas de aire acondicionado, que no harán más que aumentar el problema. Coloca la planta en el lugar más húmedo de la casa. Si tu vivienda no es muy húmeda, pulveriza las hojas un par de veces a la semana en verano. Si se trata de especies que necesitan un ambiente más sombrío, una de las causas puede ser la exposición directa al sol”, comentan los autores del libro.

Aunque este tipo de manchas marrones también pueden deberse a todo lo contrario. En especies como el Ficus lyrata es evidente en muy poco tiempo. Si la causa es por exceso de sol directo, hay que mover la planta a una zona menos iluminada. Si es por poca luz, a una zona más luminosa, aprovechando para sacar las hojas en peor estado.

¿Por qué algunas hojas están marchitas?

Si las hojas comienzan a encorvarse, puede deberse a varios motivos: un exceso de temperatura, demasiada agua o, al contrario, muy poca agua. Si es por temperaturas muy altas, se debe reposicionar la planta en un lugar menos luminoso y con buena ventilación. También hay que revisar que esté bien regada, pues tanto el exceso como la escasez de agua pueden provocar que las hojas se amustien.

Finalmente, comprobar el estado del sustrato. Si la tierra está muy húmeda, suspender los riegos hasta que se seque. Si por el contrario está muy seca, aprovechar para darle un buen riego.

¿Por qué se espigan sus tallos?

Que los tallos se estiren y se vuelvan más finos y delicados se conoce como etiolación. Es un fenómeno asociado a la falta de luz y puede ir acompañado también de la decoloración de las hojas. Es mucho más común y evidente en los cactus y plantas suculentas que en las tropicales.

En el caso de las plantas con hojas carnosas, para que esto no suceda hay que intentar ubicarlas en un lugar donde reciban al menos un par de horas diarias de sol directo. En el caso de las tropicales, colocarlas en una zona más luminosa, pero sin sol directo, es la mejor opción.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información