Menú Buscar
Un pensionista cuenta sus ahorros / CG

La Seguridad Social coge 12.000 euros de la cuenta de un pensionista sin avisar

Un error en el registro de la defunción del afectado hizo que la entidad pensara que había cobrado un año de más estando muerto

3 min

El día 1 de enero de 2020, un pensionista de Arrecife, en Las Palmas, falleció a los 79 años de edad. Pero el funcionario responsable de registrar la fecha de defunción tuvo un fallo de lo más común el primer día del año, y registró la muerte en el día 2 de enero de 2019. Lejos de quedar en anécdota, la Seguridad Social lo que vio es que el pensionista estuvo cobrando a lo largo de todo el 2019 cuando, según el registro, ya había fallecido.

Sin informar a la familia ni comprobar el fallo en las fechas, procedió a retirar los cerca de 12.000 euros a los que ascendía la prestación anual por jubilación que, además, dejó la cuenta con saldo negativo. "Es confiscatorio. No nos informaron de nada ni preguntaron si los datos era correctos, y sólo fuimos conscientes de la retirada cuando el banco nos informó del enorme descubierto", explican desde la familia. 

La Seguridad Social se lava las manos

Además del evidente error y el mal proceder por parte de la Seguridad Social, el organismo tampoco se molestó en mirar el saldo de la cuenta. Retiró de un plumazo los 12.000 euros sin importarles las consecuencias, dejando un saldo con un notable descubierto. "No es únicamente que hayan retirado los 12.000 euros, es que además nos va a generar un gasto adicional para cubrir la comisión del banco", añaden los familiares del pensionista.

Visto lo sucedido, la familia acudió a la oficina de la Seguridad Social de Arrecife para exponer la situación y exigir una solución inmediata, pero lo único que se les permitió fue registrar un documento en el que se explica la situación y se pide tanto la devolución de los fondos retirados como una compensación por los gastos bancarios derivados.

Queda un largo, y caro, camino

Dado el agravio generado y lo inverosímil de la situación, la familia esperaba que, al menos, los fondos fuesen restituidos de manera rápida. La realidad, sin embargo, es que no sólo no han recibido el ingreso, sino que la Seguridad Social les deriva ahora al Ministerio de Justicia ya que, afirma, la responsabilidad en el registro erróneo de la fecha es de este departamento.

Como consecuencia, se han visto obligados a abrir una nueva cuenta para evitar que la viuda del fallecido se vea perjudicada, ya que también cuenta como titular de la cuenta del pensionista. Por todo ello, la familia ha comenzado a consultar las opciones que tienen para que se les corrija y compense el error y los agravios generados, sin descartar el tener que acabar en la vía judicial con el consiguiente incremento de gastos.