Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Utensilios de brujas en el Centre d’Interpretació de la Bruixeria / TURISME.LLUCANES.CAT

Ruta por la Cataluña de las brujas

Aún hoy quedan vestigios de la caza de estos seres que se llevó a cabo en algunas localidades del interior

Carlos Losada
6 min

Cataluña tiene una oscura tradición relacionada con las brujas, la cual se extiende por buena parte de su geografía, ya que hace unos siglos, no era descabellado que en las tierras del interior se produjeran juicios y ajusticiamientos de mujeres a las que calificaban de brujas por su actitudes paganas e incluso demoníacas.

Tal fue la repercusión que tuvieron estos procesos que aún hoy en día se puede conocer mucho sobre ellos. Es más, se han convertido en un pequeño reclamo turístico para todos aquellos que se quieren aventurar en este tenebroso pasado y recorrer las principales poblaciones afectadas por tal tendencia.

Caza de brujas

La conocida como caza de brujas en Cataluña se extendió de los siglos XV al XVIII, pero lo más curioso fue que los juicios no tenían que ver con la Inquisición ni con la Iglesia en muchas ocasiones, sino que trataban de procesos civiles en los que se culpaba a muchas mujeres de la zona de ser adoradoras del Diablo --y por lo tanto, culpables de todo tipo de catástrofes--.

Tiempo después se llegó a la conclusión de que muchos de esos procesos eran contra mujeres que poco a poco iban teniendo una mayor relevancia social o económica, algo que no estaba bien visto por la sociedad imperante. Tanto fue así que se contabilizan más de cuatrocientas mujeres acusadas y buena parte de ellas colgadas hasta morir.

Zona del Lluçanès

Esta parte de Cataluña, situada en Barcelona --en la frontera con Girona en el Prepirineo-- es la más importante de la comunidad autónoma para encontrar esos restos de brujería. De hecho, Sant Feliu Sasserra, en la comarca del Bages, puede ser considerada la capital de dicha brujería, puesto que allí se llevaron a cabo numerosos procesos. Es más, la última de las ejecuciones fue realizada en 1767 y tuvo lugar en esta localidad.

En ella es posible encontrar el Centre d’Interpretació de la Bruixeria, donde cualquier persona puede disfrutar de visitas guiadas. En ellas se conoce mejor el horror por el que muchas mujeres tuvieron que pasar cuando fueron acusadas por crímenes relacionados con la adoración a Satán. Además, se realiza un recorrido hasta el Serrat de les Forques, que fue el sitio en el que se produjeron los últimos ahorcamientos.

Centre d’Interpretació de la Bruixeria / FEMTURISME.CAT
Centre d’Interpretació de la Bruixeria / FEMTURISME.CAT

La Feria de las Brujas

En Sant Feliu Sasserra también tiene lugar la Fira de Bruixes, la cual se celebra el 1 de noviembre coincidiendo con la noche de Halloween y el día de Todos los Santos. A fin de cuentas, se trata de una fecha muy relacionada con las brujas y todo lo sobrenatural. En ella se ha venido realizando una representación teatral en la que se conmemoran los sucesos acaecidos en aquella zona.

Asimismo, los asistentes solían poder recorrer un mercadillo con productos artesanales que este año quizás varíe --si es que se lleva a cabo--, mientras que el día antes tiene lugar la Fes-ta bruixa, en el que se mezclaba la música, el teatro y la danza.

Más eventos relacionados con brujas

Además de los de Sant Feliu Sasserra, hay otros eventos que se venían realizando en otras localidades que tienen relación con la caza de brujas:

  • En Viladrau se celebra el Balla de les Bruixes, donde un total de 14 mujeres representan un baile en el que se expone su ejecución.
  • En Sant Hilari de Sacalm se organiza el festival Embruix con el objetivo de conmemorar todos los hechos relacionados con la brujería que tuvieron lugar siglos atrás.
  • En Cervera, aunque no es una población especialmente relacionada con el mundo de la brujería, también se realiza un Aquelarre que rememora estas prácticas arcanas.

Cataluña y la brujería

El viajero que desee empaparse de este oscuro legado, puede acercarse a los pueblos en los que se llevaron a cabo procesos de brujería, tales como Calders, Caldes de Montbui, Castellar del Vallés, Castellterçol, Centelles, La Garriga, Granera, Montseny, Sant Miquel de Toudell, Sentmenat o Terrassa por poner solo unos ejemplos.

Asimismo, la tradición de brujas es tal que en algunos lugares forman parte de su sabiduría popular. Por ejemplo en la localidad de Arbúcies hay un dicho que se refiere a este hecho: Arbúcies, dotze dones, tretze bruixes (Arbúcies, doce mujeres, trece brujas).