Menú Buscar
Símbolo de la religión del Pastafarismo / PASTAFARISMO

¿Conoces la religión del Monstruo de Espagueti Volador?

Los pastafaris surgieron en EE.UU. y a día de hoy su religión cuenta con miles de adeptos por todo el mundo

3 min

Aunque parezca increíble el movimiento del pastafarismo o religión del Monstruo del Espagueti Volador existe y se practica en numerosos países. Su origen se remonta a 2005 cuando Bobby Henderson, un físico estadounidense, se propuso redactar una carta al Consejo de Educación del Estado de Kansas en la que defendía entre otras cosas que el mundo fue creado por una bola gigante de espagueti con albóndigas

A través de la religión pastafari, la intención de Henderson era lanzar una firme protesta contra la enseñanza de religiones que promueven el creacionismo, o lo que es lo mismo, contra todas aquellas que niegan la teoría de la evolución. Su irónica crítica se volvió tan popular que pronto consiguió sumar gran cantidad de adeptos, creó su propio símbolo -una cruz con un tenedor diseñado para comer espaguetis- y redactó su propio evangelio que cuenta con oraciones conocidas por terminar con la palabra “Ramén”, nombre de una famosa sopa de fideos japonesa. 

El Pastafarismo en otros países

Un dato digno a destacar es que el movimiento pastafari también realiza cultos y procesiones en honor a su Dios Espagueti. Tanto es así que en países como Australia se ha popularizado una marcha en la que los seguidores de esta religión se visten con máscaras y con un colador de espaguetis en la cabeza: los devotos reivindican que el colador es tan válido como el velo musulmán o el hábito cristiano que llevan los fieles de ambas religiones. Por este motivo, en el país se ha permitido incluso que los pastafaris puedan aparecer vestidos con este "símbolo de culto" en documentos oficiales como el carnet de conducir.

Pareja adepta a la religión del Pastafarismo / PINTEREST

Pareja adepta a la religión del Pastafarismo / PINTEREST

En España también existe este movimiento, aunque no reconocido como religión oficial como ocurre en países como Nueva Zelanda o Países Bajos. Con el objetivo de legalizarlo, los pastafaris iniciaron una recogida de firmas para que se concediera la Medalla de Oro de la ciudad de Cádiz al Monstruo del Espagueti Volador, una reivindicación que consiguió recolectar más de 6.000 firmas.