Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Maria Baronova, ex redactora jefe de Rusia Today /YOUTUBE

La redactora jefe de la televisión rusa habla de guerra nuclear tras dimitir: "No exagero"

La periodista se erige como uno de los rostros más conocidos contrarios a Putin y a la invasión de Ucrania y reconoce vivir con el miedo de ser arrestada

3 min

María Baronova, redactora jefe de la televisión estatal rusa, Russia Today, ha dimitido de su cargo como muestra de desacuerdo ante la invasión y la guerra desatada en Ucrania por parte de las tropas del presidente de su país, Vladímir Putin. La periodista y activista política de Moscú se ha convertido en una de las voces más críticas contra la guerra y la "desinformación" de su gobierno.

Poco después de presentar su renuncia, Baronova ha concedido su primera entrevista en la que ha advertido del inminente riesgo de que la ofensiva derive en una guerra nuclear. “No estoy exagerando, realmente creo que estamos al borde de una guerra nuclear. Conozco muy bien a estas personas”, ha subrayado para Fox News.

Destapa el modo de obrar del Kremlin

“Nunca hacen amenazas, simplemente matan, así que hay una especie de silencio extraño a mi alrededor”, ha explicado, destapando, así, la frialdad con la que opera el Kremlin. De hecho, María ha reconocido que vive con el miedo de ser “arrestada” tal y como ocurre con el resto de periodistas disidentes al gobierno.

"Parece que estamos en Corea del Norte o nos va a matar una bomba termonuclear”, ha denunciado. De hecho, Baronova considera que a muchos rusos “les han lavado el cerebro”, ya que creen realmente que el ataque no es una invasión o una guerra, sino una “operación militar” para “desnazificar” a Ucrania, tal y como dijo Putin y han difundido Russia Today o Sputnik, la agencia de noticias estatal rusa.

Lavado de cerebro 

"No renunciaría a mi salario y mi trabajo si estuviera segura de que vamos a estar vivos por muchos años, pero realmente no sé qué va a pasar con todos nosotros después. Este régimen finalmente convertirá nuestra vida en un infierno sin fin”, ha conitnuado. En este sentido, la periodista ha reconocido que todavía permanece en Moscú por su hijo pequeño, ya que el progenitor del menor les impide abandonar el país.

Cuanto al detonante que la llevó a presentar su renuncia, ha explicado que se encuentra en la publicación que hizo uno de sus ya excompañeros en Instagram. En ella decía que cualquier persona que se arrepintiera de ser rusa por lo que estaba pasando en Ucrania, no era un ruso de verdad. Fue entonces, cuando asegura que dijo “hasta aquí”.