Menú Buscar
Libros de segunda mano apilados en una librería / PIXABAY

Un pueblo ofrece casa gratis a quien ponga una librería

La localidad francesa de Leers pagará durante dos años el alquiler a la persona que se haga cargo del negocio

2 min

Cansados de no poder acceder a la prensa diaria ni a la papelería, los vecinos del pequeño pueblo francés de Leers ofrecen pagar el alquiler a quien se decida a poner una librería. Así lo ha manifestado el alcalde la localidad, que pone a disposición un edificio con parte de arriba habitable y parte baja para desarrollar el negocio.

“En Leers encontramos todo excepto la prensa y la papelería”, ha afirmado el alcalde del pueblo, Jean-Philippe Andriès, en declaraciones a medios franceses. Los 9.500 habitantes no tienen opción de acceder a la literatura ni la prensa en papel desde que en 2010 se jubilara el propietario de la última librería.

Dos años sin alquiler

Por eso, cuando el edificio que albergaba el centro de cuidado diurno quedó libre, el Ayuntamiento ideó cederlo a quien desee abrir una librería. Los dos primeros años, será el pueblo quien pague los 420 euros mensuales de alquiler del inmueble, en cuya parte de arriba se puede vivir y en la de abajo, de 23 metros cuadrados, se puede llevar a cabo el negocio.

“Sabemos que en una librería el beneficio es bajo, pero el servicio es importante”, afirma Andriès, por lo que asegura que el no pagar el alquiler permitirá aumentar el beneficio.

Un proyecto “serio y perenne”

Además, sugiere que el nuevo propietario puede acompañar su actividad de otras tareas, como el envío y recepción de paquetería.

Hasta el momento se han recibido una docena de peticiones que el Ayuntamiento se ha comprometido a estudiar. El ganador será el que presente un “proyecto estructurado, serio y perenne”, manifiesta el alcalde.