Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Estudiantes en una de las aulas catalanas / EFE

Una profesora y su hijo de 12 años engañan a los algoritmos que corrigen exámenes

La madre ayudó al pequeño a desarrollar una técnica para modificar su nota final en las pruebas de Historia

3 min

Que los estudiantes encuentren nuevos métodos para copiar en los exámenes es algo común, pero lo sorprendente es que descubran un método para cambiar las notas de sus pruebas que logre incluso engañar al profesor. Una técnica que han desarrollado un niño de 12 años y su madre.

Los hechos sucedieron en Estados Unidos, donde algunos centros educativos corrigen los deberes y los exámenes en línea con una herramienta de la empresa Edgenuity. La tecnología de la compañía, a través de un algoritmo, es capaz de evaluar pruebas escritas de forma automática, pero tiene sus fallos.

Inconformismo

Lo ha descubierto Danna Simmons, una profesora de historia en la Universidad de Riverside (Estados Unidos) y su hijo Lazare, de 12 años. El pequeño obtuvo una nota de 50 sobre 100 en una prueba de respuestas cortas de la asignatura de Historia, evaluada por la citada empresa. 

Su progenitora no estaba de acuerdo y alegó que el chico se vio "superado por el estrés y las dudas". Disconformes con la calificación, ambos probaron diferentes métodos para conseguir mejorar sus resultados con el algoritmo evaluador de Edgenuity. Uno de ellos fue introducir respuestas largas, con lo que nota subía hasta 80 sobre 100.

Respuesta de la empresa

Pero el pequeño Lazare fue un paso más allá y descubrió que al escribir dos oraciones completas seguidas por una lista indiscriminada de "todas las palabras clave posibles", el algoritmo le daba 100 puntos sobre 100. "Pasó de suspenso a sobresaliente sin aprender nada", ha asegurado Simmons.

Los descubridores de tal técnica publicaron su descubrimiento en redes sociales, por lo que la empresa se vio forzada a dar una respuesta. “No utilizamos algoritmos para sustituir la evaluación de los profesores, sino solo para asistirlos con las notas", matizan. De hecho Edgenuity subraya que "los profesores tienen la capacidad de aceptar o modificar las notas sugeridas", y que “los estudiantes nunca están determinadas por la IA [Inteligencia artificial]".