Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La tumba abierta de Carlo Acutis, el joven que será beatificado por el Papa / CG

El Papa beatificará a un joven italiano cuyo cuerpo permanece incorrupto desde su muerte en 2006

Carlo Acutis falleció con 15 años a causa de una leucemia mieloide crónica y la Iglesia le atribuye el milagro de curar a un niño con una enfermedad irreversible

3 min

El Papa Francisco beatificará a un joven italiano que falleció hace 14 años y su cuerpo permanece incorrupto desde su muerte. Se trata de Carlo Acutis, un joven católico italiano de 15 años que murió en Monza el 12 de octubre de 2006 a causa de una leucemia mieloide crónica.

Ahora, tras aprobar un milagro atribuido a Acutis el pasado 21 de febrero de 2020, el Papa ha aceptado su beatificación. La ceremonia tendrá lugar en la localidad italiana de Asís muy cerca del aniversario de su defunción, el próximo el 10 de octubre.

El ciberapóstol de la Eucaristía

Carlo Acutis fue un joven católico muy aficionado a la informática que combinó su fe con su pasión, al crear programas para dar a conocer los milagros de los santos hasta que la leucemia que sufría se lo llevó. Su vocación le ha llevado a ser conocido como el "ciberapóstol de la Eucaristía".

 

 

La apertura de la tumba de Carlo Acutis / MARCA

Fue enterrado en Asís por expreso deseo suyo y, 14 años después, su cuerpo permanece incorrupto. "Se encuentra en un estado muy íntegro, no intacto, pero íntegro. Conserva todos los órganos", explicó Carlos Acácio Gonçalves Ferreira, rector del Santuario della Spogliazione en el que está enterrado el joven. 

Se le atribuye un milagro

En 2010, un niño brasileño con una enfermedad irreversible se curó tras tocar una reliquia suya en la capilla de Nuestra Señora Aperecida, en Campo Grande de Mato Grosso del Sur (Brasil). Un milagro que le fue aprobado por el Papa Francisco el 21 de febrero de 2020, lo que ha facilitado su beatificación.

El proceso de canonización se inició tras el milagro. Lo empezó la Arquidiócesis de Milán en 2013, aunque no fue hasta el 5 de julio de 2018 que el Papa lo declaró venerable. Ahora, con la noticia de su beatificación, la tumba de Carlo Acutis se ha abierto al público hasta el 17 de octubre, para que los fieles puedan acudir en peregrinación para ver su cuerpo incorrupto.