Menú Buscar
Marte / PIXABAY

Un increíble hallazgo en Marte se plantea la existencia de vida en el planeta

Se trata de un lago de agua líquida hallado bajo su superficie y que podría significar un gran avance en su estudio

3 min

El radar de la nave espacial Mars Express ha descubierto un increíble hallazgo que podría ser de especial relevancia para probar la existencia de vida en el planeta Marte. Se trata de una enorme superficie reflectante, de unos 20 kilómetros de largo y un kilómetro y medio de profundidad que almacena gran cantidad de agua líquida, lo que los científicos asemejan con las características de un lago subglacial de la Tierra.

Este descubrimiento ha sido posible gracias al uso de un radar de un orbitador espacial con el que pudieron analizar los casquetes polares del planeta. Los resultados detallan que efectivamente Marte tiene un gran lago de agua salada en su polo sur, que se encuentra cubierto por una capa de al menos un kilómetro y medio de hielo. Según informó Roberto Orosei, miembro del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia y del equipo científico a cargo de esta investigación: "Estamos ante una reserva de agua producida por el derretimiento del hielo que se concentra en una depresión del terreno". A esto la investigadora Elena Pettinelli añade que: “Este descubrimiento abre nuevas posibilidades para la búsqueda de microorganismos extremófilos en el entorno marciano”.

Lago hallado en el planeta Marte / TWITTER

Lago hallado en el planeta Marte / TWITTER

¿Existencia de vida?

Tanto el descubrimiento de este lago, como el de otros que se creen que también existen en el planeta, podría albergar vida gracias a la presencia de agua líquida, y no solo eso, sino que esta información podría ser de gran relevancia para iniciar una investigación en profundidad en la que se reconstruya históricamente el clima y la geología del planeta.

Sin embargo, los científicos se muestran prudentes en sus afirmaciones puesto que, de probarse la existencia de vida en esta reserva de agua líquida, las condiciones a las que está expuesta plantean circunstancias extremas. "Es probable que el agua sea extremadamente fría y muy salada, lo que sería bastante difícil para la vida", explica Claire Cousins, astrobiologa de la Universidad St. Andrews, de Reino Unido.