Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un conductor, con el carnet en regla, conduce un vehículo por el centro urbano / CG

Lista de enfermedades por las que te puedes quedar sin carnet de conducir

La DGT tiene una serie de dolencias consideradas incompatibles con la conducción, las cuales exigen informes médicos para evaluar la renovación

5 min

La Dirección General de Tráfico (DGT) tiene una lista de enfermedades consideradas incompatibles con la conducción, y sufrir alguna de ellas podría impedir la renovación del carnet de conducir. Uno de los requisitos para renovarlo es tener un informe médico favorable, y te pueden exigir documentos por cualquiera de las patologías incluidas en el listado.

Todas estas dolencias están divididas en ocho grupos, separados en función de su tipología, y para contar con un informe médico favorable se debe incluir el veredicto del médico especialista en cada caso. Sin ese documento, la DGT no pasará el reconocimiento y, por tanto, impedirá al conductor volver a estar al volante de un vehículo. ¿Qué enfermedades necesitan un informe favorable?

Enfermedades cardíacas

  • Arritmia cardíaca
  • Marcapasos
  • Desfibrilador automático
  • Prótesis cardíaca: en este caso, es necesario que pasen tres meses desde la operación para poder renovar el carnet de conducir

Enfermedades vasculares

  • Aneurisma: en caso de ser un aneurisma de grandes vasos, se considera incompatible incluso con un informe médico favorable. El conductor operado debe esperar entre uno y 10 años para renovarlo, y si el cirujano declara que hay riesgo de rotura de vasos... puede impedir para siempre la conducción.

Enfermedades psiquiátricas

Los casos dependen del tipo de enfermedad y el riesgo que conlleve, especialmente en función del grado de peligro que corra el propio conductor. Por eso serán más o menos los años necesarios para volver a conducir, dependiendo de los trastornos cognitivos, amnésicos o de demencia que se tengan:

  • Delirium
  • Demencias
  • Trastornos de ansiedad
  • Trastornos catatónicos
  • Trastornos de la personalidad
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Trastorno del sueño
  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Trastorno del desarrollo intelectual
  • TDH (Hiperactividad)
  • Abuso y dependencia del alcohol
  • Abuso y dependencia de drogas

Enfermedades endocrinas

En estos casos, el plazo de renovación suele ser de entre uno y cinco años, aunque puede ampliarse hasta los 10 años en caso de padecer hipotiroidismo y paratiroides... incluso teniendo la aprobación de un médico:

  • Diabetes Mellitus insulinodependiente
  • Hipotiroidismo
  • Paratiroides
  • Cualquier enfermedad que requiera la ingesta de medicamentos hipoglucemiantes

Enfermedades respiratorias

  • Disneas permanentes, en reposo o de esfuerzo leve: en este caso, la DGT no permite renovar el carnet
  • Apnea del sueño: una vez entregado el informe médico favorable, la DGT abre un periodo de vigencia para obtener o prorrogar el permiso un máximo de tres años

Enfermedades oncológicas

Este tipo de dolencias requieren un plazo de entre uno y cinco años para la renovación, siempre que no haya un tratamiento activo o evidencia de enfermedad en curso

  • Trastornos oncohematológicos: impiden la renovación hasta pasados 10 años desde que se sufrió la enfermedad

Enfermedades digestivas

Además del informe médico favorable, la DGT exige que transcurran más de seis meses desde las operación, y demostrar que no han habido problemas posteriores:

  • Nefropatías diabéticas
  • Tratamiento de diálisis
  • Trasplante renal

Enfermedades neurológicas

  • Crisis o pérdida de conciencia: debe pasar un año desde el incidente para poder renovar el carnet de conducir
  • Accidente isquémico transitorio: deben pasar seis meses sin presentar ningún síntoma para que la DGT apruebe la renovación
  • Epilepsia: solo si ha pasado una vez, un episodio puntual, y han pasado seis meses desde que tuvo lugar
  • Crisis más repetidas y habituales: si hace un año que no se manifiestan, la DGT podría renovar la licencia por uno o dos años más