Menú Buscar
Un vaso de leche con chocolate / CREATIVE COMMONS

La leche con cacao ayuda a recuperarte del entrenamiento

Su alto contenido en calcio, proteínas, hidratos de carbono y energía la convierten en un complemento ideal para después de la actividad física

17.08.2018 17:58 h.
3 min

Después de una dura sesión de entrenamiento reponerse es importante para sentirnos con energía. Muchos deportistas recurren para ello a las proteínas y a bebidas isotónicas y se alejan de otro tipo de alimentos y bebidas que consideran que no pueden ayudar a mejorar su rendimiento. La gran sorpresa en estas bebidas olvidadas es... la leche con cacao, un batido que puede parecer imposible de combinar con el deporte, pero nada más lejos de la realidad.

La leche chocolatada aporta una gran cantidad de proteínas, hidratos de carbono y energía con la que se permite a los deportistas, reponerse de su entrenamiento. Tal y como afirma, Jay Hoffman, profesor en el programa de deportes y ciencia del ejercicio en la Universidad de Florida Central, “el contenido de chocolate en la leche activará la insulina, lo cual incrementará la absorción de los aminoácidos y la glucosa. Esto es importante para mejorar la recuperación después de un entrenamiento”.

¿Cómo actúa este bebida?

Al someterse a un entrenamiento físico, el cuerpo almacena el glucógeno como fuente de energía. Al terminarlo, el cuerpo vuelve a intentar reponer los niveles de glucógeno para reparar músculo o crear músculo nuevo. Por ello es importante que la comida que se ingesta después del entrenamiento tenga los componentes adecuados para favorecer el aumento de este polisacárido. Dicho en otras palabras, para activar estas reservas los dos componentes básicos que se necesitan son, principalmente: carbohidratos y proteínas.

En la leche chocolatada se pueden encontrar ambos elementos. “Una proteína de acción rápida funciona mejor. Sin embargo, para un atleta que entrena por motivos de recreación, la leche chocolatada podría funcionar bien. Solo necesitas tomar un poco más para conseguir la misma cantidad de proteína”, explica el profesor Hoffman.

Además de ser un buen aporte para entrenamientos en general, su consumo es especialmente satisfactorio en aquellos en los que se emplee un mayor uso de la fuerza, por ejemplo después de entrenamientos de levantamientos de pesas o de esfuerzos con otros elementos pesados.