Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una bicicleta, similar a las que se están ofreciendo en las iniciativas solidarias para los sanitarios / Free-Photos EN PIXABAY

Iniciativas solidarias: desde bicicletas para los sanitarios a psicológicos gratis

Empresas, organizaciones y colectivos de ciudadanos se están volcando para ofrecer ayuda a quienes lo necesiten en Cataluña

Noelia Hontoria
5 min

En estos momentos tan complicados que vive el planeta, toda ayuda es poca. Por eso, están surgiendo muchas iniciativas solidarias para ayudar a las personas a llevar mejor esta situación provocada por la Covid-19. Barcelona es uno de los lugares más castigados por el coronavirus, pero también donde más iniciativas altruistas se están llevando a cabo. Estas ayudas están centradas en aquellos que más lo necesitan, como personas sin recursos, pero también en colectivos concretos, como estudiantes o sanitarios.

El objetivo de todas estas acciones es común: ayudar a crear una red de ayuda que abarca desde alimentos hasta ayuda psicológica, facilidades en la rutina diaria o incluso promover el acceso a internet y los recursos digitales para aquellos que se encuentren en dificultades. En otros casos, la ayuda van mucho más allá de gestos individuales y se busca un bien común: aportar su granito de arena para hacer posible la distancia social y tratar de reducir el número de contagios en Cataluña.

Psicólogos gratis

Son muchos los profesionales de la salud que están ofreciendo su asesoramiento gratuito y desinteresado a través de las redes sociales. Por ejemplo, pediatras, fisioterapeutas y médicos de diferentes especialidades se han ofrecido a ello, con el fin de evitar desplazamientos innecesarios a las consultas y tranquilizar a la población. Otro de los colectivos que más se están volcando durante este confinamiento son los psicólogos, quienes juegan un papel importante en estos tiempos tan complicados.

Por ejemplo, a través del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña se ha puesto en marca la iniciativa Psicoxarxa Solidària para ofrecer a los ciudadanos con menos recursos económicos la posibilidad de acceder a atención psicológica individual y personalizada durante esta cuarentena. También han editado una guía con la que se busca ofrecer herramientas para aprender a controlar la ansiedad y el miedo que pueden derivar de esta situación tan compleja.

Recursos digitales

Aunque internet, los smartphones y los ordenadores están integrados en el día a día, todavía queda una buena parte de la población que no está digitalizada y que está teniendo bastantes problemas ahora que se ha impuesto el teletrabajo y la educación a distancia. En Cataluña han surgido varias iniciativas solidarias al respecto, enfocadas en permitir a los alumnos el acceso a la educación. Por ejemplo, a través de la iniciativa #Compartimwifi, los ciudadanos de Cataluña piden abrir las redes WiFi de 10h a 14h para permitir el acceso a los recursos educativos, que puedan hacer sus deberes y participar en las videoconferencias con sus profesores.

En una línea similar se encuentra la donación y recogida de ordenadores portátiles en Cataluña mediante organizaciones como Labdoo. Estos equipos irán a aquellos estudiantes que no tienen en casa un dispositivo que les permita continuar con sus estudios y, por tanto, seguir el ritmo del curso escolar. Con esta iniciativa se busca que todos los estudiantes estén en igualdad de condiciones y no se vean desfavorecidos aquellos que, por los motivos que sean, no tienen el mismo acceso a la tecnología que otros alumnos.

Un médico trabajando / 圆 张 EN PIXABAY
Un médico trabajando / 圆 张 EN PIXABAY

Bicicletas gratis

El colectivo que más está sufriendo la pandemia es el de los sanitarios. Aparte del aplauso de las 20h, estos profesionales necesitan más apoyos e iniciativas solidarias como la de la cooperativa Biciclot, en Barcelona, trata de aportar su granito de arena. A través de esta acción, se están cediendo bicicletas a los sanitarios de los hospitales de Cataluña para que no tengan problemas en sus desplazamientos, puedan acudir a casa y al lugar de trabajo y eviten, en la medida de lo posible, el transporte público.

Otras empresas, como La Ciclería, han puesto en marcha iniciativas similares, aunque en su caso está abierto a cualquier colectivo que tenga que acudir a trabajar, no solo para los sanitarios. Su objetivo es también fomentar el transporte individual y, con él, evitar aglomeraciones y circunstancias en las que no sería posible guardar la distancia social recomendada para evitar más contagios. Estas iniciativas solidarias buscan, además de ayudar a las personas, aportar sus propios recursos para frenar la curva.