Menú Buscar
Paciente utilizando unas gafas de realidad virtual en una sesión de quimioterapia / AECC

Estas gafas de realidad virtual permiten a los pacientes sobrellevar mejor la quimioterapia

Se trata de un proyecto piloto impulsado por la Asociación Española Contra el Cáncer para hacer más fáciles las sesiones del tratamiento

21.01.2019 20:14 h.
3 min

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha presentado en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid un nuevo proyecto piloto destinado a facilitar las sesiones de quimioterapia de pacientes oncológicos a través de unas gafas de realidad virtual y realidad aumentada. El proyecto tendrá una duración de tres meses y consistirá en la proyección durante cuarenta minutos de diversos ambientes, como por ejemplo paisajes, ciudades o conciertos de música clásica. Podrán visualizarse gracias a estas gafas y permitirán que los pacientes se evadan mientras se someten al tratamiento.

Según los datos que aporta la propia AECC, la gran mayoría de enfermos oncológicos tiene malestar emocional o síntomas de ansiedad antes y después de recibir las sesiones de quimioterapia, algo que podría paliarse gracias a este tipo de dispositivos: “La posibilidad de que los afectados cuenten con estos aparatos tecnológicos es muy importante para ayudarles a aliviar la ansiedad, molestias e, incluso, hacer más corta la duración del tratamiento”, ha detallado Pedro Pérez Segura, jefe de servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico San Carlos.

La realidad virtual en datos

Después de estudiar los primeros resultados del proyecto piloto, Eva Béjar, coordinadora de Psicología Asistencial de la AECC, ha explicado que el uso de gafas de realidad virtual en estos pacientes es capaz de disminuir un 84% la sensación de dolor, un 26% la ansiedad antes del tratamiento y hasta el 1% de los pacientes asegura que consigue evadirse durante la sesión y que el tiempo se les pase más rápido.

Tal ha sido el éxito de este dispositivo que incluso algunos pacientes aseguran no haberse dado cuenta de que les habían limpiado el catéter, uno de los procedimientos que más incomodidad y molestias suele causar. En la actualidad, el Hospital San Carlos, donde se ha realizado el experimento, cuenta con un total de cinco gafas de realidad virtual con las que llevar a cabo el proyecto y, si después de tres meses los resultados siguen reflejando un impacto positivo en los pacientes, se dará paso a normalizarlo en este y otros centros médicos.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información