Menú Buscar
Imagen de indígenas americanos / ALBERT FRISCH - WIKIMEDIA COMMONS

Estas son las drogas que consumían los indígenas americanos

Los restos encontrados en un yacimiento de Bolivia han desvelado que consumían cocaína

María Díaz
3 min

Un estudio publicado por la revista científica estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) ha revelado los tipos de drogas que consumían los indígenas americanos hace 1.000 años. El artículo detalla que el análisis químico de una bolsa de cuero hallada en la provincia boliviana de Sur Lípez ha dado como resultado positivo en cocaína, benzoilecgonina, bufotenina, alucinógeno DMT y harmina. Estas últimas son las sustancias con las que se elabora la ayahuasca, una bebida psicotrópica muy común entre los pueblos amazónicos de América del Sur.

Más allá de los nombres de las drogas que consumían los indígenas americanos, los investigadores del estudio publicado por esta revista científica estadounidense destacan que los restos hallados en la ancestral bolsa de cuero demuestran que la elaboración de la ayahusca se remonta en el tiempo a diez siglos atrás. Además de los restos orgánicos, el recipiente de cuero contenía una serie de objetos que la investigación ha catalogado como instrumentos funcionales para el consumo de sustancias psicotrópicas. Entre las herramientas se han encontrado un tubo para aspirar, dos espátulas de hueso de llama y dos tabletas de madera para inhalar. Una cinta textil para colocar en la cabeza, una pequeña bolsa hecha con hocicos de zorro y pedazos de plantas secas completaban el contenido de la bolsa.

El tráfico de drogas ya existía hace 1.000 años

El yacimiento arqueológico de Sur Lípez en el que se ha producido el descubrimiento está en una cueva en Bolivia, en una región situada a 4.000 metros de altitud. Es la conocida como cueva del Chileno, una cavidad subterránea con unas condiciones excelentes para la conservación y preservación de material orgánico.

Eso es lo que ha posibilitado que 1.000 años después de haber sido enterrados los restos que evidencian el consumo de drogas entre los indígenas de la zona y habiendo estado ocupada durante los 4.000 últimos años, las sustancias analizadas hayan proporcionado datos científicos tan relevantes en cuanto a las condiciones socioeconómicas de la región un milenio atrás. Esa importancia radica en que ninguna de las plantas halladas es autóctona, lo que demuestra que existía tráfico de drogas entre regiones, según los responsables del estudio publicado en PNAS.