Menú Buscar
La araña violinista

Cómo detectar a la araña violinista que siembra el pánico en España

El ejemplar ha llegado de América Latina y se ha adaptado al clima mediterráneo. Su picadura puede ser letal, más venenosa que una cobra

2 min

Una nueve especie de araña está sembrando el pánico en España. Se trata de la araña violinista o de rincón, cuyo veneno puede ser incluso más tóxico que el de una cobra.

Aunque las autoridades sanitarias han hecho un llamamiento a la calma, cuatro vecinos de la Valencia han sufrido sus picaduras. Una de sus víctimas, además, ha estado diez días hospitalizada y sufre de necrosis, la degeneración de los tejidos al morir sus células.

Procedente de Sudámerica

La araña violinista procede de Sudámerica. Se ha adaptado al clima mediterráneo y ya forma parte de nuestro ecosistma. Se cree que su llegada al sur de Europa se debió al ser transportada por algún coleccionista o en un contenedor de mercancías.

Aunque entraña riesgo de muerte, no resulta fácil encontrarse con ella. Tampoco hay muchas probabilidad de sufrir su picadura. Es un ejemplar poco agresivo que opta por ocultarse en grietas y rincones y sólo ataca si no ve otra alternativa.

Mide unos 20 milímetros

La araña violinista mide alrededor de 20 milímetros y la mancha que posee en el lado dorsal del tórax da razón a su nombre, dado que es parecida a la forma de un violín.

Para reconocerla hay que saber que es de color negro, pardo o ceniza, y tiene tres pares de ojos, dos menos de los habituales en los arácnidos. Sus telarañas son pegajosas y de color blanquecino. No es habitual verlas colgadas de árboles o paredes.