Menú Buscar
El alcalde de Lanjarón, sin mascarilla y abrazado a un vecino / TWITTER

[VÍDEO] Un alcalde se suma a una fiesta y abraza sin mascarilla a sus vecinos

Eric Escobedo (PP) se suma a una celebración popular, suspendida por el mismo Ayuntamiento para evitar el contagio del Covid

4 min

El alcalde de Lanjarón (Granada), Eric Escobedo (PP), se ha sumado a las fiestas de San Juan del municipio y lo ha hecho sin mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad, abrazando incluso algunos de los presentes.

El mismo Ayuntamiento del municipio granadino, debido a la pandemia del Covid-19, había suspendido la tradicional Fiesta del Agua, que se celebra tradicionalmente la noche del 23 al 24 de junio y que suele reunir unas 10.000 personas.

Suspensión

Pese a la prohibición, varios vecinos decidieron mantener la tradición y salieron a las calles lanzando cubos de agua y manguerazos. Algunos vecinos grabaron la escena desde sus balcones, sin salir. Fue entonces cuando vieron que entre los participantes estaba el mismo alcalde.

Las imágenes han circulado rápidamente por internet y ha despertado la indignación de la oposición y de algunos vecinos de la zona. En ellas se ve a Escobedo saltando y bailando, sin mascarilla, y en varias ocasiones llega a abrazar a los presentes.

Justificación

El regidor ha salido a defenderse y afirma que, si bien el evento no estaba organizado, “tampoco estaba prohibido". Asimismo, condona la actitud del resto de vecinos que se saltaron la normativa porque era “inevitable” que tras 40 años algunos sacaran sus mangueras a las puertas o lanzaran cubos de agua desde sus balcones, sostiene.

Sobre su conducta, el popular defiende que no fue más que un "ejemplo de estar comprometido al 100% con su municipio" y que sólo se abrazó con familiares, y a estos fue a los que abrazó. Del mismo modo, concreta que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado estuvieron presentes en la fiesta y no detectaron comportamiento sancionable y tampoco "ni una sola denuncia".

Oposición

El alcalde sostiene que las imágenes se han “sacado por completo de contexto” e incluso entiende que, pese a la cancelación de los actos, "como tradición pequeños grupos no organizados de no más de 20 personas salieran a la calle". Aun así, ha pedido disculpas.

Sus palabras, por eso, no han sido suficientes para la oposición. El PSOE tacha la actitud del regidor de "una grave irresponsabilidad e impropia de un representante público, puesto que en lugar de adoptar los mecanismos para disolver la concentración en la que las decenas de participantes bailaban y cantaban sin mascarillas, participó con gran protagonismo de ella saltándose las normas y recomendaciones que exigen este momento".

Críticas

El secretario Organización del partido en Granada, Álex Casares, considera que el comportamiento del edil fue "lamentable", “poco ejemplar” y “va en contra del decreto que rige la prevención y contención en la nueva normalidad y además incumple la orden de suspensión de todas las actividades previstas con motivo de la celebración de San Juan por parte del Ayuntamiento del municipio".

El socialista rechaza la justificación del popular sobre la dificultad de no saltarse la tradición. Niega que la fiesta fuera improvisada e incluso apunta que se desarrolló "con la connivencia e intervención destacada del alcalde".