Menú Buscar
Persona pagando en una tienda sin dependientes físicos / Ahmad Ardity EN PIXABAY

Madrid ya tiene una tienda sin dependientes físicos, al estilo Amazon Go

En la capital se ha inaugurado la primera tienda en la que el cliente puede entrar a cualquier hora y sin empleados dentro

Noelia Hontoria
6 min

Avanzamos cada vez más hacia el mundo autómata, en el que las operaciones básicas de nuestro día a día están más robotizadas y en el que la tecnología ya es parte de la rutina. El comercio está cambiando y en pleno auge del comercio electrónico, las tiendas físicas tratan de adaptarse a los tiempos que corren. Tanto es así que Madrid ya tiene una tienda sin dependientes físicos, un concepto que ya se ha podido ver en otros países como Estados Unidos de la mano de Amazon Go.

La clave del éxito de este tipo de tiendas radica en el ahorro de tiempo para el consumidor, que ni siquiera necesita pasar por caja, y en la libertad que esto les proporciona. Se sigue avanzando hacia una sociedad cada vez más global, pero también cada vez individualizada, donde las interacciones más primarias cada vez son menos comunes y donde, precisamente, se trabaja para ir eliminándolas poco a poco. ¿Es posible garantizar el buen funcionamiento de un negocio, tanto para la empresa como para los clientes, de estas tiendas sin dependientes físicos?

El modelo Amazon Go

Jeff Bezos convierte en oro todo lo que toca y uno de sus últimos proyectos reside en llevar parte de su negocio online al mundo físico. Una vuelta de tuerca que puede resultar curiosa teniendo en cuenta el carácter virtual de Amazon, pero que podría cambiar para siempre el sector retail en todo el mundo. Amazon Go es un tipo de supermercado en el que el cliente no interactúa con ningún trabajador ni pasa por caja. Accede al local escaneando en los tornos de acceso su cuenta de Amazon, añade a su carrito todo lo que desee y sale por la puerta “sin pagar”.

Por supuesto, nada es gratis. Aunque el cliente no deba hacer el gesto de pagar en un puesto físico, el sistema es capaz de detectar sus compras y cargarlo directamente a la cuenta Amazon que se ha escaneado al comienzo de la visita. Actualmente cuenta ya con tiendas en Seattle, San Francisco, Nueva York y Chicago. Aunque el número de tiendas actuales es de apenas un par de decenas, sus planes pasan por cerrar 2021 con más de 3.000 tiendas abiertas en todo el mundo.

Operaciones online / William Iven EN PIXABAY
Operaciones online / William Iven EN PIXABAY

Tudecora en Madrid

Amazon Go todavía no está en España, pero otro negocio ha logrado ser pionero en nuestro país. Y se trata de una tienda de muebles y decoración. El modelo, en esta ocasión, es algo diferente al de Amazon Go, pero sienta las bases del futuro del retail en España. Tudecora.com ha abierto en Madrid la primera tienda de España sin dependientes físicos. No se permite salir de la tienda con los productos, al contrario de lo que sucede en los comercios de Amazon, pero sí ofrece otras ventajas.

Gracias a este sistema, el cliente ya no está sujeto a horarios comerciales y es que su móvil es la llave para abrir las puertas del negocio, cualquier día y a cualquier hora. Una vez dentro, podrá ver y tocar todo cuanto quiera, así como realizar un pedido online de los productos que le interesen. También puede solicitar asesoramiento presencial o por videollamada, en caso de necesitar ayuda. Tudecora.com cumple ya su primer aniversario abierto en Madrid y hasta ahora no ha tenido ningún problema.

Local sin dependientes físicos

Este local de 30 metros cuadrados cuenta con una zona de exposición de muebles, telas, acabados y otros muestrarios para amueblar la casa. Para acceder a su interior no es necesario ninguna persona que abra las puertas del negocio, pero, como ya se ha comentado, el cliente puede solicitar atención personalizada si así lo cree necesario. No es posible comprar, pero sí ver la mercancía. En este caso, la tecnología empleada es mucho menor que la de Amazon Go, ya que basta con un tipo de cerradura inteligente que se pueda abrir y cerrar a distancia.

En el caso de Amazon, todo su supermercado está equipado con sensores electrónicos que detectan el movimiento del comprador y los productos que toma, realizando una combinación de peso, posición y ubicación. Debido a acusaciones discriminatorias (en Estados Unidos no todo el mundo puede tener una tarjeta de crédito asociada a Amazon), en algunas de sus tiendas ya aceptan pagos en efectivo, pero manteniendo la esencia del local: clientes satisfechos sin interacciones humanas.