Menú Buscar
El CEO de Airbnb, Brian Chesky / CNBC TWITTER

Airbnb llora la pérdida de negocio por la pandemia y las redes arden

Brian Chesky lamenta haber visto desplomarse en pocas semanas lo que le costó 12 años construir

4 min

Brian Chesky, CEO de Airbnb, ha lamentado este martes en una entrevista en la CNBC el duro golpe que ha supuesto el Covid-19 para su negocio. Sin embargo, lejos de crear simpatía, sus comentarios han sido criticados por varios usuarios en las redes sociales. "Pasamos 12 años construyendo el negocio de Airbnb y lo hemos perdimos casi todo en cuestión de 4-6 semanas”, ha subrayado Chesky en dicha entrevista. 

Según el CEO de esta plataforma, el turismo, tal y como lo hemos conocido hasta ahora, está acabado y no volverá. Sin embargo, Chesky asegura que la gente seguirá viajando, aunque está convencido de que se hará de otra manera y que ahora van a imperar, más que nunca, los trayectos y viajes cortos. "Espero lo mejor, pero me preparo para lo peor", ha añadido. 

Un modelo de negocio que no gusta a todos

No obstante, aunque Chesky haya hecho hincapié en la pérdida de negocio por culpa de la pandemia, la startup que creó junto con Joe Gebbial, todavía mantiene sobre la mesa su cotización en bolsa. En 2019, la compañía fue valorada en 31.000 millones de dólares, es decir, más de 27.000 millones de euros. 

Por ello, las palabras de Chesky han creado cierto malestar en Twitter, haciendo que Airbnb se volviera trending topic. Comentarios del tipo “lágrimas de especulador inmobiliario, qué penita más grande” o “parece que ese libre mercado que tanto esgrimía para justificar su modelo de negocio ya no le parece tan maravilloso” han sido algunas de la reacciones a las declaraciones de Chesky.

Reducidos impuestos

Algunos usuarios también han aprovechado esta entrevista para atacar a la compañía por pagar impuestos mínimos en algunos países. En concreto, Airbnb ha desembolsado en España 450.000 euros en impuestos desde su llegada en 2012.

Esta compañía de alquiler turístico actúa como agencia de publicidad en el mercado español, bautizada como Airbnb Marketing Services, con sede en Barcelona. En 2018, la compañía solo facturó 5,61 millones, con un beneficio neto de 263.572 euros, y pagó 86.226 euros en concepto de impuesto de sociedades, según el Registro Mercantil.