Menú Buscar
Un Seat Ibiza en una imagen de archivo / CREATIVE COMMONS

Cinco coches míticos de Seat

Del 600 al Ibiza, la automovilística ha fabricado a lo largo de la historia algunos de los vehículos más emblemáticos del país

3 min

La empresa automovilística española Seat ha cumplido 68 años. A lo largo de su historia, la compañía ha sido responsable de fabricar algunos de los coches más emblemáticos que se han podido ver por las carreteras nacionales, mientras que continúa creando nuevos modelos. Algunos de estos vehículos todavía se producen en la actualidad y otros han quedado como una reliquia del pasado. A continuación hay una selección de los cinco coches de Seat más míticos.

Seat Panda

El Panda fue todo un símbolo de los años 80, con su diseño robusto y sus prestaciones básicas. Posteriormente pasó a llamarse Marbella después de que la empresa española rompiera su acuerdo con Fiat para así diferenciarse del modelo homónimo de la compañía italiana. 

Un Seat Panda en una imagen de archivo /Creative Commons/Spanish Coches

Un Panda en una imagen de archivo / CREATIVE COMMONS

Seat León

El León llegó al mercado en 1999 y con él, Seat ofrecía un vehículo que apostaba por unas altas prestaciones mecánicas como las de los coches alemanes. Es bastante común verlos en la carretera, pues no tardó demasiado en convertirse en uno de los automóviles más comprados y queridos por los españoles.

Seat Ibiza

El primer vehículo propio de la empresa y el que se convirtió en un estándar es el Ibiza. Este utilitario se convirtió en un coche competente y de diseño moderno que a día de hoy es el más vendido de la compañía y, posiblemente, el más conocido.

Un Seat Ibiza en una imagen de archivo /Creative Commons

Un Ibiza en una imagen de archivo / CREATIVE COMMONS

Seat Córdoba

Presentado inicialmente en 1993 como una variante sedán del Ibiza, el Córdoba pasó a ser uno de los modelos más vendidos hasta que cesó su producción en el año 2009.

Seat 600

Un símbolo mítico de la empresa de automóviles y España es el 600. Éste fue el que impulsó a la compañía de Martorell y fue el primer vehículo que muchas familias españolas tuvieron. Fue lanzado en el año 1957 y su producción continuó hasta 1973. Es un coche que ha llegado a recibir homenajes por ser el que motorizó al país.

Un Seat 600 en una imagen de archivo /Creative Commons

Un 600 en una imagen de archivo / CREATIVE COMMONS