Menú Buscar
Rodolfo Chikilicuatre en un ensayo para Eurovisión /EFE

Las cinco actuaciones más extravagantes en la historia de Eurovisión

El festival de música ha sido escenario de algunas de las 'performances' más frikis y controvertidas por aquellos que optaron por la originalidad

12.05.2018 21:08 h.
3 min

El Festival de Eurovisión ha sido escenario de grandes actuaciones musicales pero también el lugar donde ha habido algunas muy extravagantes o frikis. El evento siempre ha contado con algunos artistas que preferían optar por el humor y la originalidad para entretener en lugar de por las canciones que aspiran a ganar el certamen. Así han provocado carcajadas, cejas arqueadas e incluso vergüenza ajena. Ahora recopilamos cinco de estas actuaciones de Eurovisión que no dejaron a nadie indiferente.

Rodolfo Chikilicuatre – España, 2008

El Chiki-chiki es leyenda de España después de que Rodolfo Chikilicuatre se presentase en Eurovisión con este tema que era una canción claramente enfocada al humor y con pocas aspiraciones. Acabó en la 16ª posición, pero el recuerdo que permanece es el de este personaje con tupé, guitarra de juguete y dos bailarinas realizando el famoso baile que acompaña a la canción.

Lordi – Finlandia, 2006

Disfrazados como monstruos y tocando una canción de heavy metal que se convertiría en la primera canción de este género que ganaba la competición. Así fue como Lordi arrasó en Eurovisión, pese a que en un primer momento parecían más una broma que algo serio.

Abuelas de Buránovo – Rusia, 2012

¿Quién apostaría por unas señoras mayores para cantar en un festival en el que normalmente se premia a los estilos con ritmo? Rusia lo hizo y, de hecho, más allá de la anécdota de presentar a unas abuelas vestidas con trajes tradicionales, estas fueron muy aclamadas y obtuvieron la segunda posición en la final de 2012.

Gypsy.cz – República Checa, 2009

La intención del grupo Gypsy.cz era reivindicar los derechos del pueblo gitano y para ello, el vocalista se disfrazó de un superhéroe: SuperGitano. El aspecto resultaba cómico y generó bastantes mofas. La canción tampoco tuvo éxito y República Checa terminó quedando última en su semifinal.

 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información