Menú Buscar
Vista aérea del Circuit de Barcelona-Cataluña, cuyo futuro está en el aire / CIRCUITS DE CATALUNYA

Las subvenciones públicas de 2018 que no pudieron salvar Circuits de Cataluña

Los montantes inyectados al circuito de Montmeló por parte de la Generalitat de Cataluña y del Ayuntamiento de Barcelona fueron más bajos que en ejercicio anterior

28.01.2019 08:17 h.
3 min

El Circuit de Barcelona-Cataluña recibió 8,5 millones de euros en 2018 en forma de subvenciones desde diferentes instituciones públicas catalanas. Aunque ni este montante ni su facturación han conseguido que la sociedad que lo gestiona sea rentable por sí misma.

La cantidad inyectada se divide entre la aportada por la Generalitat de Cataluña y por el Ayuntamiento de Barcelona. El Gobierno catalán otorgó más de 6 millones al circuito de Montmeló (6.013.850,32 euros, según publica el diario económico Expansión). Por su parte, el Consistorio barcelonés destinó una subvención de 2,5 millones de euros. Ambas instituciones, sin embargo, redujeron las cantidades destinadas al Circuit respecto a las inyectadas el año anterior.

10,5 millones en 2017

La Generalitat, a través del Departamento de Empresa, regó el circuito de Cataluña en 2017 con 6,5 millones en 2017, lo que refleja un descenso en la subvención del ejercicio pasado del 9,4%. Por su parte, el ayuntamiento que lidera Ada Colau redujo en medio millón el dinero público destinado a estas instalaciones deportivas. El Circuit de Barcelona-Cataluña también recibe una subvención por parte de la diputación de Barcelona, que en 2017 (último ejercicio con datos disponibles por ahora) fue de un millón de euros. En total, en 2017 consiguió un incoming a través de subvenciones de 10,5 millones de euros.

Se estima que el impacto económico del complejo destinado, mayoritariamente, a deportes de motor asciende a 340 millones de euros. Este montante, sin embargo, no se reduce únicamente al ejercicio del circuito únicamente, sino que refleja la recaudación de todo el paquete económico que rodea a eventos como el Gran Premio de Fórmula 1 o el de MotoGP: hoteles, transportes, restaurantes, etcétera. Por ello, las ayudas que otorga el Govern al Circuit de Barcelona está bajo el paraguas del fomento del turismo en la comunidad autónoma. 

Sociedad gestora, en pérdidas

A pesar de los altos números que rodean a la actividad del circuito catalán, la sociedad que gestiona las instalaciones, Circuits de Cataluña, no consigue salir de las pérdidas. Después de que la dirección del circuito hiciera un llamamiento para no perder el Gran Premio de F1 de la próxima temporada, la Generalitat acordó inyectar 4,5 millones de euros a la empresa público-privada a través de Avançsa.

Además de la dinamización económica gracias al impulso del Govern, la gestora del circuito ha licitado un contrato para redactar un plan estratégico para 2020-2025 que consiga su viabilidad. El 2017, Circuits de Catalunya facturó 24,8 millones de euros y perdió 7,5 millones.