Menú Buscar
Un camarero atiende a unos turistas en una terraza en Cataluña / EFE

El 40% de los contratos que se firmaron en julio duraban menos de un mes

La mayor parte eran contrataciones que se prolongaban una semana, según el Servicio Público de Empleo Estatal

22.08.2018 13:53 h.
3 min

La precariedad en las nuevas contrataciones que se han dado en julio se confirma con los datos publicados este miércoles por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). La institución afirma que el 37,3% de los más de dos millones de altas que ha registrado era por empleos que no llegaban al mes. O, lo que es lo mismo, 779.679 transacciones laborales.

Aunque el dato que preocupa más es que el 24,7% de estos contratos tenían una “duración igual o inferior a la semana”. Un total de 515.220. El 4,4% (91.664) eran de entre una semana y 15 días mientras que el 8,3% (172.795) se prolongaban entre las dos semanas y el mes.

Precariedad anual

El SEPE advierte de que no se trata de un comportamiento puntual por la lógica estacional. Advierte de que el volumen de estos contratos con una duración igual o inferior a los 30 días cambia muy poco en los datos mensuales. No se trata de un fenómeno de las vacaciones de verano.

De hecho, el 37,1% de las altas que registró el SEPE en enero eran de esta misma tipología. El porcentaje bajó el 36,4% en febrero y se quedó en el 38% en marzo. La Semana Santa propició un repunte de las contrataciones más precarias, que alcanzaron el 38,3% de las nuevas altas en abril y en el 40% en mayo.

9,1% de contratos fijos

En junio bajaron al 37,5% y en julio han caído hasta el 37,3%. La conclusión de todos estos datos, según los expertos laborales, es que la contratación más precaria supone al entrono del 40% de las contrataciones que se realizan en España.

El empleo más estable, los contratos fijos, sólo suponen el 9,1% de las altas registradas por el SEPE en julio. Es decir, 190.151 contratos. En los registros estatales existen 650.562 contrataciones de este perfil en julio.

Menos empleo estable

Los que se mueven entre el mes y el trimestre representan el 15,1% del total (314.747). En cuanto a la ocupación que llega al medio año, llegó al 5,6% del total (117,048 altas).

En conjunto, sumando todos los contratos de julio, la duración media de los mismos fue de 49,81 días. Se trata de un dato muy similar al de julio de 2017, cuando se registraban 49,45 días. La vuelta al crecimiento económico no ha hecho mella en la duración de los contratos, pues en julio de los últimos años los valores observados son bastante similares.