Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un avión de Aeroméxico en el Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat / ACN

Lucena insta al Govern a avalar la ampliación de El Prat

El presidente de Aena reconoce el "coraje" de Foment del Treball y detecta diferencias entre Damià Calvet y Ramon Tremosa en el Ejecutivo autonómico

2 min

El presidente de Aena, Maurici Lucena, ha emplazado hoy viernes al Gobierno catalán a avalar la ampliación del Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat. El alto directivo ha reconocido el "coraje" de Foment del Treball a la hora de pedir un "gran pacto institucional" para la inversión, aunque ha detectado diferencias en el discurso sobre el asunto que hacen los consellers Damià Calvet y Ramon Tremosa en el Ejecutivo catalán. 

En una entrevista en TV3, Lucena ha alertado de que si el gobierno autonómico rechaza la obra pública, estará "hurtando" sus beneficios a las nuevas generaciones. Por ello, el máximo ejecutivo del gestor aeroportuario se ha mostrado esperanzado en que un gran acuerdo sea posible. 

La decisión, en 2022

El presidente de Aena ha indicado que espera que "las instituciones públicas se pronuncien porque no tenemos mucho tiempo para decidir". El gestor semipúblico, ha subrayado Lucena, planifica sus inversiones cada cinco años. El nuevo ciclo de gasto comienza en 2022. 

A renglón seguido, Lucena ha hecho hincapié en que la ampliación del aeropuerto de El Prat es una reivindicación histórica "que ahora está a tocar". Es por ello que el directivo ha apremiado al Govern a no "hurtar" esta posibilidad a las generaciones futuras. 

Diferencias en el Gobierno catalán

En este mismo campo, el de las administraciones públicas, el directivo ha detectado diferencias de discurso entre el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, y el titular de Empresa y Conocimiento, Ramon Tremosa. Uno rechaza ampliar la instalación, mientras que el exeurodiputado apoya la conversión de El Prat en un hub aéreo. 

Asimismo, Maurici Lucena ha informado de que hace unas semanas despachó con el vicepresidente del Govern y presidente en funciones, Pere Aragonès, con quien debatió el proyecto. Aragonès le escuchó "atentamente", ha apostillado el directivo.