Menú Buscar
Web de Glovo con el logo de 'Farmacia 24h' / CG

Denuncian a Glovo por 'vender' medicamentos

La Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña acusan a la 'app' de Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento

24.01.2019 14:10 h.
3 min

La empresa de repartos a domicilio Glovo ha sido denunciada ante el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña. La causa: la supuesta venta de medicamentos a través de su página web y su app. La institución que ha impulsado esta denuncia es la Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña (Fefac), que considera que esta práctica vulnera la Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento. 

Glovo cuenta en su sitio web un apartado específico denominado "Farmacia 24 horas". Una vez entras en esta sección, funciona como cualquier otra dentro de la aplicación: se busca el producto que se desee, se indica la dirección a la que debe llegar y la tarjeta con la que se realizará el pago. La propia app indica que el precio del producto no está incluido en el montante final. Es decir, que éste incluye únicamente el coste de la carrera

Riesgo para la salud pública

La Fefac ha hecho pública la denuncia que ha presentado ante Salud y ha indicado que la práctica que ofrece la empresa de repartos a domicilio "puede comportar un riesgo para la salud pública y una vulneración del principio de dispensación de medicamentos".

Según el Real Decreto Legislativo 1/2015 publicado en el Boletín Oficial del Estado, las únicas instituciones a las que corresponde distribuir medicinas son las farmacias legalmente autorizadas abiertas al público, las de centros hospitalarios, centros de salud y atención primaria.

"Infracción muy grave"

Asimismo, la asociación farmacéutica apunta que la actividad de Glovo "vulnera la Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento, que prohíbe la venta telemática de medicamentos, y el Real Decreto 887/2013, que regula la venta online de medicamentos no sujetos a receta médica". Según esta misma ley, la venta de este tipo de productos a través de internet o cualquier vía telemática esta tipificada como una "infracción muy grave", tal como dicta el escrito de Fefac.