Menú Buscar
Oystein Olsen es el presidente del Norges Bank, la filial del Banco de Noruega que gestiona el fondo de pensiones

El fondo noruego de pensiones obtuvo una rentabilidad del 7% en 2016

Sus gestores atribuyen al 'efecto Trump' en los mercados bursátiles el repunte de la última parte del año

3 min

El Fondo Global de Pensiones del Gobierno de Noruega, el segundo mayor fondo soberano del mundo con un capital de 846.916 millones de euros, logró una rentabilidad del 6,92%, equivalente a 50.425 millones en 2016, lo que supone un beneficio un 33,8% superior al del ejercicio anterior.

En buena parte, esos resultados responden al impulso que la victoria de Donald Trump representó para los mercados bursátiles en el tramo final del año, según informó la entidad, que durante el ejercicio redujo su exposición a la deuda soberana de España.

Rentabilidades

La inversión en renta variable, que representaba el 62,5% de la cartera del fondo noruego al cierre del ejercicio, reportó una rentabilidad del 8,7% en 2016, mientras que las posiciones en renta fija, el 34,3% del total, permitieron ganar un 4,3%. Por su parte, las inversiones inmobiliarias del fondo, que suponen un 3,2% del total, ofrecieron una rentabilidad del 0,8%.

El fondo noruego, que invierte en el exterior los ingresos procedentes del gas y el petróleo y está gestionado por Norges Bank Investment Management (NBIM), entidad adscrita al banco central noruego, ha logrado una rentabilidad media del 5,2% en los últimos 10 años, mientras que desde su fundación en 1998 ésta se sitúa en el 5,7%.

Costes de gestión

"El consejo ejecutivo está satisfecho con la rentabilidad de 2016 y también por haber mantenido bajos los costes de gestión, a pesar de la gradual expansión de inversiones hacia nuevos mercados", declaró Oystein Olsen, presidente del consejo de Norges Bank.

Al finalizar 2016, un 36% de las inversiones del fondo correspondían a Europa, frente al 38,1% del año anterior, mientras el 42,3% se encontraban en Norteamérica desde el 40% de 2015, y el 17,9% en Asia y Oceanía, frente al 18,1% del año precedente. De este modo, los mercados emergentes representaban un 10% de la cartera de la entidad, por encima del 9,8% de 2015.

Menos inversión en España

A cierre del ejercicio, contaba con una exposición de 3.940 millones a la deuda soberana de España, una cifra un 22,8% inferior a la de un año antes y que situaba a España como el noveno emisor soberano en cartera de la institución.

Durante el pasado ejercicio, EEUU se mantuvo como el primer destino de sus inversiones en deuda pública, con un total de 65.368 millones, un 8,7% más, por delante de Japón, con 18.228 millones, un 20,7% menos, y de Alemania, con 15.484 millones, un 15,8% menos.

El Gobierno noruego quiere ampliar al 70% desde el actual 60% el límite máximo de la exposición a inversiones en renta variable que puede asumir el Fondo Global de Pensiones, según la propuesta que presentará el Ejecutivo el próximo 31 de marzo ante el Parlamento del país.